En Egipto, una corte condenó a la cárcel a periodistas de Al Jazira

23 Junio 2014
La justicia egipcia condenó a entre siete y diez años de cárcel a tres periodistas del canal qatarí en inglés Al Jazira, acusados de difundir noticias falsas sobre Egipto y de colaborar con el grupo islamita Hermanos Musulmanes. Encerrados en una jaula en medio del tribunal, el corresponsal australiano Peter Greste y el egipcio con pasaporte canadiense Mohamed Fahmy recibieron una pena de siete años de prisión. El egipcio Baher Mohamed fue sentenciado a diez años, siete por los mismos cargos que sus compañeros y otros tres porque llevaba encima una bala en el momento de la detención. Una corte volvió a condenar a 200 islamitas a la pena de muerte, entre ellos, al líder máximo de la Hermandad Musulmana, la organización islamita conservadora que llevó a Mohamed Mursi al poder en las elecciones de 2012 y que desde el golpe de julio pasado encabeza la oposición. Uno de los abogados del caso de los periodistas, Shaaban Said, dijo que van apelar la sentencia, emitida en primera instancia, la cual la calificó de “dura y cruel”.

Queda libre la mujer condenada a muerte por casarse con un cristiano

Un tribunal sudanés puso en libertad a Meriam Yehya Ibrahim, la mujer que había sido condenada a muerte por casarse con un cristiano y rechazar el Islam. El Tribunal de Apelaciones de Jartum canceló de la condena contra la mujer, de 27 años, que el 15 de mayo pasado había sido sentenciada a la pena capital. Durante la estancia en prisión de Ibrahim, que fue encarcelada en agosto de 2013 con su hijo de año y medio, la mujer dio a luz un segundo bebé por lo que la Justicia le ofreció dos años de gracia antes de ejecutar la pena, para que pudiera amamantar al bebé. El abogado, Mohamed Ibrahim, explicó que la Corte aceptó su recurso contra la pena de muerte y que la mujer “fue llevada de la prisión a un lugar desconocido para garantizar su seguridad, tras haber recibido amenazas de muerte”. De todos modos, fue condenada a 100 latigazos por adulterio, ya que su matrimonio con Daniel Wani está considerado ilegal por la sharia (ley islámica) por la que se rige Sudán

Comentarios