Alperovich repudió las amenazas a los fiscales Adriana Giannoni y Diego López Ávila

"Bajo ninguna circunstancia vamos a permitir este tipo de acciones que intentan amedrentar a los funcionarios que llevan adelante la justa investigación", expresó el Gobernador.

08 May 2014
1

FOTO DE ARCHIVO / PRENSA Y DIFUSIÓN

El gobernador de Tucumán, José Alperovich, expresó su rechazo a las amenazas que recibieron los fiscales que investigan la causa de presunta sedición policial, hecho ocurrido en diciembre pasado.

"Como gobernador repudio totalmente las amenazas que recibieron los fiscales Adriana Giannoni y Diego López Avila, que están investigando la causa por sedición sucedida en diciembre pasado", señaló Alperovich mediante un comunicado.

El titular de Poder Ejecutivo afirmó que "bajo ninguna circunstancia vamos a permitir este tipo de acciones que intentan amedrentar a los funcionarios que llevan adelante la justa investigación", y advirtió que "seguiremos con más fuerza y manteniendo el rol de querellantes en la causa".

Recordó que durante al autoacuartelamiento policial realizado en diciembre por reclamo salariales, "el gobierno mantuvo permanentemente a su gabinete trabajando para resolver el conflicto en el menor tiempo posible y siempre estuvo presente el diálogo, a pesar de las incorrectas formas de reclamo".

En las últimas horas, los fiscales Giannoni y López Avila, quienes investigan una presunta sedición de policías antes y durante los saqueos ocurrido en diciembre en Tucumán, fueron amenazados telefónicamente, confirmaron voceros judiciales.

El fiscal Washington Navarro Dávila, a cargo de la investigación confirmó que se pidió al ministerio de Seguridad de la Nación la colaboración de Gendarmería y protección para los fiscales.

Según Navarro Dávila, al atender el llamado a Giannonni "le dijeron que iban a matarla a ella y a Diego López Ávila si seguían investigando en la causa de los policías acusados de sedición".

Hasta el momento hay ocho integrantes de la fuerza detenidos y días atrás se conoció que ambos fiscales podrían imputar a otros 50 policías.
Comentarios