Sueñan con un nuevo Camino de Sirga - LA GACETA Tucumán

Sueñan con un nuevo Camino de Sirga

La Municipalidad yerbabuenense obtuvo un crédito del BID. Se hará de la mano norte, donde ahora hay una senda de tierra. Planean pavimentar desde Alfredo Guzmán hasta Solano Vera. Tendrá caminería peatonal, cuatro puentes, una bicisenda y pistas de salud. Estiman que estará listo en 2015.

04 May 2014
Si cumplen lo que van a prometer a continuación, el Camino de Sirga va a cambiar. Cambiará tanto, que quedará irreconocible. La Municipalidad de Yerba Buena ha anunciado que a fines de mayo convocará a una licitación pública para pavimentar la mano norte de esa trocha, desde las avenidas Alfredo Guzmán hasta Solano Vera. El proyecto es anhelado por quienes viven en los alrededores y por los habitantes que, a diario, transitan desde el este hacia el oeste, y viceversa.

En los últimos seis años, esa zona ha cambiado a un ritmo que da vértigo. Hoy, a lo largo de sus cinco kilómetros, se observa lo mismo que en todo el municipio: groseros contrastes. Aunque, en este caso, en un espacio más reducido. Y eso causa impacto. Del lado sur, se reproducen los countries y barrios cerrados, uno tras otro. Hay también un centro comercial con restaurantes. Y se han instalado, además, varias canchas de fútbol. En el medio se encuentra el canal, por lo general lleno de basura. Del otro lado, algunas casas, terrenos baldíos y asentamientos humildes. Todo, enmarcado por los cañaverales y por las montañas, que desde ahí se ven azules.

“Vamos a construir una rotonda derivadora en la esquina del camino de Sirga y Alfredo Guzmán, que unirá la capital provincial con Yerba Buena y con el Manantial”, dice el intendente Daniel Toledo. Luego cuenta que, hace unos días, el secretario de Obras Públicas, Julio Herrera Piedrabuena, y el legislador Sisto Terán se reunieron en Buenos Aires con funcionarios del Ministerio de Economía de la Nación y del Programa de Competitividad Norte Grande, quienes le concedieron al Gobierno municipal un crédito del Banco Interamericano de Desarollo (BID) por $ 40 millones, con, tal vez, algunos ajustes finales. El proyecto establece que, de la mano norte del actual camino, se haga una vía de circulación rápida, con pavimento de hormigón rígido. En total, se pavimentarán 3.200 metros. En promedio, el ancho de la calzada será de nueve metros. Se establecerá una única dirección de circulación, hacia el cerro. El viejo camino, pertenenciente a la comuna de El Manantial, servirá para quienes transitan hacia el este. Además, se colocará un nuevo sistema de iluminación y se hará una caminería para los peatones.

A los dos puentes que cruzan el canal se los reacondicionará y se harán dos más. Los cruces confirmados estarán en las calles Zavalía, Federico Rossi y San Martín. Debido a que ese circuito es usado con frecuencia por quienes practican deportes al aire libre, está previsto que se haga una bicisenda paralela a la autopista, y en los lugares más anchos se colocarán algunas pistas de salud. “Tendremos otra vía de circulación, que descomprimirá las calles”, añade Toledo.

El plazo de ejecución de la obra es de 12 meses. En la intendencia estiman que a fines de mayo se hará una audiencia pública, en la que se llamará a licitación. La adjudicación podría definirse en agosto, y las tareas estarían comenzando a fin de año. Así, la nueva traza se inauguraría los últimos meses de 2015.

Mala fama
El camino de sirga es un antiguo concepto que hace referencia a cursos de agua, algunos naturales y artificiales, que funcionan como límites territoriales. Las sirgas eran las sogas que se usaban para arrastrar a los barcos río arriba. Y el camino de sirga eran los márgenes que se necesitaba para que las carretas tiradas con bueyes pudieran empujar esas sogas. Actualmente, los bordes de esos cursos son terrenos fiscales, requeridos para hacer limpieza de los cursos de agua.

En este caso, sirve para dividir Yerba Buena de El Manantial. Por eso, la pavimentación se hará del lado yerbabuensense, donde actualmente hay una vía pedregosa e irregular, que se interrumpe cada ciertos trechos. Desde hace años, el municipio viene solicitando apoyo financiero para este proyecto.

Más allá de las últimas urbanizaciones, la zona carga con una mala fama sobre sus espaldas. Con frecuencia, los vecinos se quejan de que, de noche, los alrededores parecen una boca de lobo, debido a que a los faroles del alumbrado público son escasos. También son recurrentes los reclamos por el mal estado del canal, donde mucha gente arroja desperdicios. Para peor, el año pasado se produjeron asaltos a deportistas, a quienes interceptaron para robarles sus bicicletas o ropas deportivas.

“Cuando asumí, en 2007, hice tres promesas importantes: la creación de una casa de la cultura, la canalización del Boulevard 9 de Julio y la pavimentación del Camino de Sirga. Hoy, anunciar esto me produce una alegría muy grande”, concluye Toledo, y de inmediato menciona el apoyo del gobernador José Alperovich (”no lo hubiera conseguido sin él”).

Entonces, volvamos al comienzo: si cumplen lo que han prometido, el Camino de Sirga va a cambiar.

Su nombre real
•En abril del año pasado, el Camino de Sirga, del lado de Yerba Buena, cambió de nombre, y pasó a llamarse avenida “24 de Marzo: Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia”.

Comentarios