Desde hoy cargar nafta cuesta al menos un 5,4% más caro

En Tucumán ya rige un nuevo aumento en el precio del combustible. Es el cuarto reajuste de los combustibles del año, con un encarecimiento global del 25% en el primer cuatrimestre.

01 Abril 2014
Los precios de las naftas aceleran por cuarta vez en el año. Desde hoy, los combustibles líquidos aumentan 5,4%, en promedio, en las estaciones de servicio de Tucumán.

Gonzalo Rodríguez, titular de la Cámara de Comerciantes de Derivados de Petróleo, Gas y Afines (Capega), que agrupa a los propietarios de las expendedoras locales, explicó que los nuevos valores rigen desde las primeras horas de hoy, y que se trata de un incremento pactado entre la Nación y las compañías petroleras. Además, advirtió que el reacomodamiento de precios se extenderá, en principio, hasta mayo.

“No nos informaron (las petroleras) el porcentaje de aumento para cada producto. Hay que esperar hasta mañana (por hoy) para saber con precisión”, manifestó el directivo en diálogo con LA GACETA. Además, señaló que en los surtidores de las estaciones con bandera de YPF, los nuevos precios se actualizan de forma automática, mientras que en Refinor y en Shell se modifican de modo manual.

Ajustar el cinturón

El litro de nafta súper, que utiliza la mayoría de los automovilistas en Tucumán, costaba hasta ayer $ 10,69 en las estaciones de la empresa estatal YPF. Refinor la ofrecía a un valor similar, mientras que Shell la comercializaba a $ 11,15. Si a estos valores se les aplica el 5,4% de aumento promedio, el litro pasaría a costar $ 11,26 en el caso de YPF y de Refinor (es decir, $ 0,57 más) y $ 11,75 en los surtidores de Shell ($ 0,60 más).

Ahora bien: para llenar el tanque de un automóvil que utiliza nafta súper, y cuya capacidad promedio es de 50 litros, se requería, con el viejo precio, un monto de $ 534.

Pero con el reajuste vigente desde hoy se necesitarán $ 563, es decir $ 29 más. Hasta ayer, la nafta premium de YPF costaba $ 11,53; el diesel, $ 9,39; y diesel premium, $ 11,13. Refinor manejaba valores similares, mientras que Shell vendía la súper a $ 11,15, la premium a $ 12,50, el diesel a $ 9,99 y el diesel premium a $ 10,95. Para alcanzar el nuevo porcentaje de reajuste, a estos valores habría que sumarles entre $ 0,50 y $ 0,70 por litro.

Como consecuencia del incremento correspondiente a abril, los combustibles líquidos acumularon una variación del 25% en el primer cuatrimestre de este año. Esto se explica porque en enero, los precios subieron un 7%; en febrero otro 6% y en marzo se aplicó un alza del 6,5%, en promedio.

Argumento oficial

El ritmo de los incrementos en los combustibles líquidos reflejan el impacto de la devaluación del peso en relación al dólar. Con este argumento, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, justificó ayer la suba de precios que rige desde hoy. “Tiene que ver con el impacto de la variación en el tipo de cambio en los costos de producción y de distribución”, manifestó, según publicó la agencia de noticias DyN.

Además, confirmó que el reacomodamiento surge del convenio que firmó el Gobierno nacional con las empresas petroleras. “Se acordó estas subas hasta mayo”, ratificó el funcionario. En mayo, las compañías petroleras proyectan otra suba rondaría el 4%, según consignó el diario “Clarín”.

Comentarios