Tras la denuncia de espionaje contra Milani, un juez mandó a allanar oficinas del Ejército

Ercolini llamó a declarar al senador Morales y al periodista Santoro. Prefectura revisó el séptimo piso del Edificio Libertador, en busca de pruebas.

24 Dic 2013
1

FOTO DE EJERCITO.MIL.AR

BUENOS AIRES.- El juez federal Julián Ercolini abrió ayer una causa judicial para investigar la denuncia del senador nacional jujeño Gerardo Morales, según la cual el jefe del Ejército, teniente general César Milani, ordenó que el Ejército realice tareas de espionaje sobre dirigentes políticos y periodistas.

Según pública el diario "Clarín", Morales denunció que "en el Edificio Libertador, en una sala del séptimo piso, se realizan tareas clandestinas de espionaje". En el texto, el legislador radical había advertido que -si ningún fiscal tomaba el tema- la próxima semana haría una presentación judicial. Sin embargo, el abogado Ricardo Monner Sans se anticipó e hizo una denuncia penal ante el juzgado Criminal y Correccional Federal N° 10, a cargo de Ercolini.

El juez llamó a declarar como testigo a Morales y a Santoro y luego decretó el secreto de sumario de la causa.

De acuerdo con lo que publicó el diario "Infobae", el magistrado ordenó un allanamiento que se realizó ayer, en el séptimo piso de la sede del Ejército, donde funciona la Sala de Situación de la fuerza. El procedimiento fue llevado a cabo por efectivos de Prefectura, y no arrojó datos que permitan sospechar de irregularidades.

Previamente, y ante los dichos del legislador de la UCR, el ministro de Defensa, Agustín Rossi, consideró que "es una gran irresponsabilidad lo que anda diciendo en este raid mediático el senador Morales". "Esa denuncia de Morales ya fue realizada y fue desestimada en este mes de diciembre por el juez Daniel Rafecas, por no tener ningún tipo de fundamento", precisó Rossi en declaraciones a radio La Red.
Comentarios