De los cuatro diputados electos, sólo el radical Cano ocuparía su banca en la Cámara Baja

En el radicalismo preocupa la aplicación de la Ley de Cupo Femenino, ya que es casi un hecho que Silvia Elías no tomará su escaño. En Casa de Gobierno especulan que Manzur continuará como ministro de Salud de la Nación. Hasta el 4 de diciembre

25 Nov 2013
El radical José Manuel Cano sería el único de los cuatro diputados nacionales electos el 27 de octubre que ocuparía su banca. Sobre el destino de los tres restantes parlamentarios nacionales elegidos por los tucumanos se cierne un manto de dudas, que ni oficialistas ni opositores se atreven aún a develar.

El último domingo del mes pasado, Juan Manzur y Osvaldo Jaldo resultaron electos como diputados por el alperovichista Frente para la Victoria (FpV). Antes del inicio de la campaña electoral, el gobernador, José Alperovich, llegó a rechazar las postulaciones testimoniales. Sin embargo, nada garantiza que sus candidatos vayan a cumplir con el cargo para el que fueron elegidos.

La situación del ministro de Salud de la Nación es, a priori, la más comprometida. Manzur repitió durante la campaña que asumiría su banca y que eso ya había sido hablado con la presidenta, Cristina Fernández. Sin embargo, su postura cambió radicalmente luego de los comicios.

"Tengo que conversarlo en los próximos días con la Presidenta, ni bien se reintegre", había dicho el funcionario nacional el 8 de noviembre. Ese viernes, fue la última vez que habló sobre su futuro político. A una semana de la reasunción de la jefa de Estado y concretados los cambios en el gabinete nacional, la situación del vicegobernador tucumano en uso de licencia sigue siendo una incógnita. Aún más, las señales que llegan desde Buenos Aires no son alentadoras respecto de sus apetencias: el jueves, por ejemplo, mantuvo una reunión de trabajo con el jefe de Gabinete del Poder Ejecutivo Nacional, Jorge Capitanich. "Manzur hará lo que la Presidenta diga. En este momento hay que apoyar a (Cristina), y Manzur hará lo que ella le pida", puntualizó ese mismo día el gobernador tucumano.

Aunque no lo digan públicamente, en Casa de Gobierno vaticinan que Manzur continuará con su cargo en el PEN. Esta posibilidad también es barajada por los integrantes del movimiento kirchnerista La Cámpora. La famaillense Mabel Carrizo, esposa del legislador Jesús Salim, fue tercera en la lista que lideró Manzur. En consecuencia, ella llegaría al Congreso ante alguna baja. En este espacio oficialista aseguran que, tras reordenar su gabinete, Cristina Fernández se abocará al análisis de la composición del nuevo Congreso.

El capítulo oficialista de intrigas se completa con el futuro del ministro del Interior. Jaldo no tiene intenciones de dejar el codiciado sillón que ocupa desde 2007. La semana pasada, Alperovich dijo que el tranqueño asumiría en Diputados. Sin embargo, no aclaró si permanecerá en esa función o volverá, dentro de un par de meses, a su rol de funcionario provincial. Esta última es una de las hipótesis que más se repite en la Casa de Gobierno local. Esa alternativa, además, permitiría a Miriam Gallardo de Dip continuar como diputada en la Cámara Baja: la luleña fue cuarta en la nómina del FpV.

Atrapados por el cupo

El panorama en el opositor Acuerdo Cívico y Social no es menos esclarecedor, a 10 días de la fecha de asunción de los electos.

Lo único concreto es que el radical José Cano liberará su banca en el Senado para ocupar el escaño en Diputados. El presidente del bloque de senadores radicales y titular de la comisión de Salud desembarcaría en la Cámara Baja como integrante de la mesa de conducción de Diputados, en representación de la oposición.

La partida de Cano liberaría la banca tucumana en el Senado por la minoría, cuyo mandato finaliza en diciembre de 2015. La intención del canismo es que ese lugar sea ocupado por la legisladora provincial Silvia Elías de Pérez, también diputada electa.

Pero aquí se abre una encrucijada para el radicalismo: el acuerdo político que permitió al ACyS incluir en el tercer lugar de la lista al diputado Juan Casañas. El productor agropecuario aceptó ese lugar atento a la posibilidad de que el ACyS obtenga dos bancas, lo que finalmente ocurrió. En ese caso, al cubrir Elías de Pérez el escaño en el Senado, él podría continuar por otros cuatro años más en Diputados.

No obstante, se presentó un dilema para ese plan original: la aplicación de la Ley de Cupo Femenino y el antecedente del caso "Castells", en 2011. Hace dos años, Ramona Pucheta resultó elegida diputada nacional por Buenos Aires al presentarse como segunda candidata en la lista de Compromiso Federal. Sin embargo, en un principio no iba a asumir su banca por un acuerdo político con Raúl Castells, del Movimiento Independiente de Jubilados y Pensionados (MIDJ). Ella renunciaría a su cargo para que él -que ocupaba el tercer lugar en la lista- pudiera ingresar en la Cámara de Diputados. Finalmente, las presiones hicieron caer esa pretensión de Castells.

En el radicalismo tomaron nota de esa situación y, para evitar planteos respecto del cupo femenino, habrían decidido que Elías de Pérez jure en su banca de diputada y luego renuncie para ceder ese espacio a Casañas. Esto tiene un sentido: el artículo 164 del Código Electoral Nacional, que fija que en "en caso de muerte, renuncia, separación, inhabilidad o incapacidad permanente de un diputado nacional lo sustituirán quienes figuren en la lista como candidatos titulares según el orden establecido".

De esta manera, el ACyS evitaría planteos, porque ya hay sectores opositores que advirtieron que si Elías de Pérez no ocupará su escaño en la Cámara Baja, lo debería hacer Sandra Manzone. La referente de Elisa Carrió en Tucumán fue primera suplente en la lista de candidatos y primera mujer que sigue en la lista.

Así, el FpV y el ACyS tienen tiempo hasta el 4 de diciembre, día de la jura de los diputados electos, para resolver qué harán con las bancas que obtuvieron.

Comentarios