Hay firmas de cinco intendentes actuales en recibos de $ 12.000 de la Convención

Toledo (Yerba Buena), Silman (Alderetes), Olea (Monteros), Graneros (Graneros) y Dip (Lules) recibieron fondos "para pagar asesores". Los jefes municipales alperovichistas admitieron que firmaron documentos por los recursos recibidos. La función de los convencionales era ad honórem

18 Nov 2013
1

A siete años de celebrada la Asamblea Constituyente que en 2006 reformó la Constitución de la provincia y habilitó la reelección, nuevos recibos de pago en favor de ex convencionales del oficialismo comenzaron a salir a la luz. En este caso, cinco intendentes del alperovichismo rubricaron los documentos a los que accedió LA GACETA.

Según el decreto N° 1.039 de abril de 2007 (expediente N° 811/110-C-2.006), el gobernador, José Alperovich, convalidó gastos de la Convención por $ 1,8 millón. Sin embargo, la ley 7.469, que había dispuesto la convocatoria para la reforma, establecía en el artículo 9 que los cargos eran ad honorem. Ni en su reglamento interno ni en otras normativas consta cómo debía ser el manejo de los recursos que sí podían recibir los convencionales para cubrir erogaciones como asesorías, viáticos y otros gastos.

En la edición de ayer, LA GACETA dio a conocer una serie de recibos que convencionales firmaron al recibir dinero para, según reza en algunos documentos, cubrir gastos de funcionamiento de la asamblea que modificó la Carta Magna.

Pese a los papeles, hay miembros de ese órgano que negaron haber recibido plata para cubrir gastos operativos. Es el caso del legislador alperovichista Alejandro Martínez quien, a pesar de que su firma aparece en un recibo, negó haber retirado fondos. "Cuando se conformó la Convención Constituyente yo era vicepresidente de la Legislatura, así que no he contratado asesores ni he necesitado nada. Era ad honorem. Quizás a los que eran intendentes o dirigentes comunes les haya llegado (dinero), pero yo no necesitaba", había dicho Martínez a este diario el domingo.

A los recibos de Martínez, Carolina Vargas Aignasse, Armando Cortalezzi y Adriana Najar, publicados ayer, se suman ahora los correspondientes a los ex convencionales de 2006 y actuales intendentes oficialistas Daniel Toledo (Yerba Buena), Julio Silman (Alderetes), Roque Graneros (Graneros), César Dip (Lules) y Luis Alberto Olea (Monteros). En varios de esos papeles no se llenaron las líneas en el ítem "concepto", no se colocó la fecha ni tampoco se precisó el medio de pago. Los comprobantes de retiro de fondos firmados en 2006 fueron confeccionados por montos de $ 3.000 y $ 12.000.

Al ser consultado, el jefe municipal de Yerba Buena recordó que sí recibió dinero para gastos de funcionamiento, aunque admitió no poder precisar el monto exacto debido al tiempo transcurrido. "En esa época yo estaba en el llano total. No era concejal ni legislador, así que no disponía de recursos. Recuerdo que sí recibí fondos para poder funcionar como constituyente. Ese dinero fue destinado a cuatro asesores que fueron contratados para que fueran de mi permanente consulta. Si me preguntás cuánta plata era, la verdad que no podría decirlo con certeza por el tiempo que pasó. De lo que sí estoy seguro es que no me dieron plata para alquilar ninguna oficina o algo por el estilo", explicó Toledo.

Nada para sueldos

El intendente de Alderetes también aseguró que recibió dinero para gastos de funcionamiento durante la asamblea reformadora, pero negó que haya percibido un sueldo o dieta por cumplir con la función de convencional constituyente.

"Sí nos habilitaron dinero para contratar a los asesores. A ellos se les pagaba. Pero como convencional constituyente no recibí un sólo centavo, por lo menos en mi caso particular. También me acuerdo que los fondos recibidos eran debidamente rendidos", dijo Silman.

Entrevistado por LA GACETA, el intendente de Monteros también reconoció anoche que contó con fondos para el cuerpo de abogados que lo asesoró como integrante de la Convención Constituyente. "Claro que nos dieron plata para que le pagásemos a nuestros asesores. Sinceramente no me acuerdo cuál fue el monto; ya pasaron siete años. También recuerdo que cuando nos dieron los fondos nos hicieron firmar un comprobante por el dinero recibido", recordó Olea. El luleño Dip y Graneros no atendieron ayer los llamados de este diario.

Comentarios