Un tío desaparecido y el plan de sus sobrinos para quedarse con la herencia

Mañana se reestrena la obra "Se necesita un cadáver" en El Círculo.

12 Sep 2013
1

ELENCO. Montilla (director), Yuliano, Duhart, Mercado, Valdez y Risso.

Nada mejor que un viernes 13 para el reestreno de una comedia negra, según sostiene Guillermo Montilla Santillán, autor y director de "Se necesita un cadáver". La obra, que bajó de cartel en 2008 y recibió elogios en escenarios del país y del extranjero, ya pertenece al repertorio de la compañía desde hace muchos años. Iniciará su nueva temporada mañana a las 22.30 en El Círculo, Mendoza 240, donde se la podrá ver todos los viernes y sábados de septiembre.

"Hemos decidido hacer una nueva puesta con una nueva poética, pero manteniendo siempre esa esencia del humor negro, que tiene su mayor expresión en el cine británico", explicó Montilla.

Hace 18 años, en un pueblito de la campiña inglesa, Lord Albert Kennington escapó de la guerra y dejó atrás sus propiedades y hasta sus seres queridos. Después de tanto tiempo, la abogada de la familia reúne a los herederos para ver qué se va a hacer con la propiedad de este hombre que nunca más apareció. No está muy claro si ha muerto o no, aunque hay versiones de que vive prósperamente en el norte de Argentina y tiene intenciones de regresar para dejar sus propiedades a los cuidadores de la casa. Los tres sobrinos son un escritor de obituarios, el dueño de una funeraria y una mujer que tiene la "virtud" de enviudar a voluntad. Deciden crear un plan macabro para quedarse con la herencia.

Según la destacada teatrista Cecilia Propato, la obra de Montilla Santillán es "una recreación del policial clásico en donde indirectamente se aborda la paradoja desaparición-muerte en la que inevitablemente estamos inmersos los argentinos desde la construcción de un imaginario común.

"Desaparecer no es igual que morir -sostiene-. Esta es la problemática principal planteada en esta obra cargada de humor negro: descubrir de qué se trata una desaparición mientras toman el té y se enredan verbalmente en suposiciones conceptuales, en una obra que maneja la intriga y la tensión de manera insuperable".

Los roles actorales están a cargo de Agustina Duhart, Belén Mercado,José María Risso,Cristian Valdez y Bruno Yuliano. En otros rubros intervienen Santiago Moreno,Raúl Sabater, Juan Pablo Darmanin, Marcela Gonzales Cortez, Duhart, Cocó Barrionuevo y Raúl Sabater.

Comentarios