Algunos vecinos comenzaron a abandonar el edificio de San Juan 730

Las fallas en la caldera dejaron al desnudo las falencias de la propiedad. Defensa Civil realizó ayer una inspección. Sin gas hasta nuevo aviso

27 Ago 2013
"Esto no da para más. Hace más de tres semanas que estábamos sin agua caliente y ahora pasa esto. Yo me voy. En realidad, la que está más asustada es mi vieja, y me pidió que deje el edificio y me instale en lo de un amigo". Con estas palabras y un virtual portazo, un joven estudiante oriundo de Concepción abandonó ayer el edificio de San Juan 730, donde el domingo a la madrugada se sintieron fuertes temblores provenientes de la caldera ubicada en la terraza y que provee de agua caliente a los 117 departamentos construidos por Leader House. El estudiante que conversó con LA GACETA pidió que no se publique su nombre. Es alumno del segundo año de la carrera de Agronomía y se salvó del susto ya que el fin de semana se encontraba con su familia en Concepción; aún así, está seguro de que no quiere volver a habitar ese lugar. "No me preocupa mucho porque se me está por vencer el contrato, pero de todos modos ya quería irme. Está todo mal ahí, todos deberían irse", señaló.

Alrededor de las 4 del domingo, los vecinos comenzaron a sentir que el edificio temblaba. Rápidamente comenzaron a circular rumores de que el problema era de la caldera y hasta pensaron que se trataba de una fuga de gas, por lo que rápidamente llamaron a Defensa Civil, a los bomberos y a Gasnor. El recuerdo que les vino a la mente a los cientos de inquilinos fue la tragedia ocurrida en Rosario a principios de este mes, por lo que decidieron desalojar el edificio.

Según Gasnor, que ayer emitió un comunicado, la primera visita que hicieron al edificio fue tras un llamado registrado a las 4.37 del domingo. Allí constató que personal de Bomberos había clausurado la caldera y que no existían fugas de gas.

"Cuando acudimos nos dimos con que la caldera aparentemente se había 'disparado'. Esto significa que debido a alguna falla, la temperatura del agua se elevó demasiado y comenzó a hervir, provocando el temblor que sintieron los vecinos. Si aumenta mucho la presión puede tener consecuencias muy graves. Por suerte no pasó nada, además del susto", detalló Néstor Osores, Jefe de Bomberos de Policía.

Según el comunicado de Gasnor, y tras un nuevo llamado de los vecinos, personal de la empresa acudió nuevamente al edificio a las 7 y se dio con que la caldera continuaba vibrando, por lo que procedieron a cortar el suministro de gas y precintar la válvula hasta tanto actuara un profesional matriculado. Un tercer llamado, a las 18.37, los llevó nuevamente al lugar y vieron que el precinto había sido "irresponsablemente" violado y el suministro restituido. Ante esta situación, Gasnor optó por una medida más radical y procedió a retirar el medidor de gas hasta tanto intervenga un profesional.

Ayer a la mañana, personal de Defensa Civil de la Municipalidad revisó el edificio y constató que la caldera estaba siendo reparada y que, además, no se encontraba amurada al suelo, lo que pudo haber originado las vibraciones. Además, en el edificio faltaban matafuegos y luces de emergencia, por lo que labraron actas que serán remitidas al Tribunal de Faltas.

El susto del fin de semana ya ha sido extinguido, pero por unos cuantos días más los inquilinos del edificio permanecerán sin agua caliente y sin utilizar las cocinas. "Le hemos solicitado a Gasnor que no habilite el suministro de gas natural hasta que un profesional matriculado y responsable firme un certificado de buen funcionamiento de la instalación. Además, en la inspección se constató la falta de matafuegos y luces de emergencia. Los administradores aducen que estos equipos fueron robados, pero eso es algo que tienen que resolver ellos", explicó Eduardo Valdez, subdirector de Defensa Civil de la Municipalidad. Según el funcionario, la falta de mantenimiento de la caldera era evidente ya que los tubos que la componen se encuentran oxidados.

4:37
Gasnor recibió un llamado y acudió al edificio. Bomberos habían clausurado la caldera. 

18:37 
Gasnor quitó el medidor del edificio ya que el precinto había sido violado. 

7:00

Ante un nuevo llamado de los vecinos, Gasnor cerró el suministro y puso un precinto.

Ayer a la mañana
Personal de Defensa Civil mantuvo una larga charla con los responsables del edificio.

Seguridad
Hace apenas un año que el edificio tiene la habilitación de defensa civil 

A pesar de que lleva varios años habitado, recién en agosto del año pasado el edificio de San Juan 730 recibió el certificado de inspección final de Defensa Civil de la Municipalidad. Así lo confirmó Eduardo Valdez, subdirector de esa repartición, quien no supo explicar cómo el edificio puede estar habitado sin contar con este requisito. "A veces ocurre que los ocupan directamente. Eso no es normal ni está bien. Habría que ver por qué han tenido los servicios como el gas y la luz", señaló. La inspección final certifica que el inmueble cumpla con los requisitos de seguridad dispuestos por el municipio, entre ellos que tenga un número adecuado de matafuegos, reserva de agua contra incendios, salidas de emergencia, etcétera. Si ves que en tu edificio faltan matafuegos, están vencidos, o existen otros problemas que ponen en riesgo a las personas, podés hacer la denuncia al 103.

Comentarios