La cifra redonda, Von Karajan y los principios derrotados

Carlos Alsina estrena "Acomodarse", una obra que habla del pasado para analizar el presente.

AUTOR Y DIRECTOR. El dramaturgo Carlos Alsina posa en su casa; Acomodarse es la obra número 40 que escribe y estrena él mismo. LA GACETA / FOTO DE INES QUINTEROS ORIO AUTOR Y DIRECTOR. El dramaturgo Carlos Alsina posa en su casa; "Acomodarse" es la obra número 40 que escribe y estrena él mismo. LA GACETA / FOTO DE INES QUINTEROS ORIO
05 Junio 2013

Herbert Von Karajan está acorralado: la Segunda Guerra Mundial ha terminado y se lo investiga por su supuesta complicidad con el nazismo. No es una acusación menor en la Berlín ocupada por la Unión Soviética de 1946. Sin embargo, los cargos no lo debilitan: empieza a mover influencias y, de la mano de su indudable talento, se termina convirtiendo en un éxito mundial. Ojo, a no confundirse. Si bien da esa impresión de que reflexiona sobre el pasado, la obra que Carlos Alsina estrenará mañana indaga en el presente tucumano y en la relación entre política y arte, entre arte y ética y entre política y ética.

"Acomodarse" es un texto significativo: se trata del estreno de la obra número 40 escrita por él mismo. "Es una manera de llegar a un cierto número de obras estrenadas como dramaturgo. Me pone muy feliz, significa que algo hemos trabajado", explica con una sonrisa que no oculta la satisfacción. E inmediatamente empieza a contar cómo es que nació el texto.

"Apareció de un modo imprevisible. Venía trabajando en un ensayo titulado 'Teatro, ética y política en Tucumán', que toma la historia del teatro tucumano desde 1859 hasta 2012 y se centra en el bussismo. Eso me llevó a preguntarme qué pasó con los principios en nuestra provincia. Al regreso de un viaje al exterior sentí que la realidad local me golpeaba muy fuerte y fue entonces que nació el texto", recuerda.

La obra posee tres personajes: Von Karajan, el famoso productor musical inglés Walter Legge y un joven teniente soviético, Sergei Ostrov. "Está estructurada en tres tiempos diferentes: la Berlín ocupada en la que Ostrov interroga Von Karajan, un hotel de Viena en el mismo año donde el director le va a pedir ayuda a Legge y un bar de esa misma ciudad, pero en 1963; Lagge, que ha sufrido un golpe económico, va a pedirle socorro a Von Karajan, que ya es millonario. Se da un entramado entre qué hizo cada uno en la guerra, cómo zafaron y la certeza de que, indudablemente, en esa batalla los valores no vencieron", detalla Alsina, quien pasa parte del año en Europa trabajando con temas vinculados al teatro.

"Siempre queda flotando la pregunta sobre cuál es la relación entre el arte y la política, el arte y la ética, la política y la ética. Me pareció atinado ese punto de partida histórico para reflexionar sobre el tema y sobre nuestra realidad. Ahí se unieron la historia de Von Karajan y mi trabajo sobre el teatro tucumano, el bussismo y las posiciones que se fueron tomando", agrega el dramaturgo.

El espejo
Alsina asegura que su objetivo es hacer lo que él denomina como un "teatro de ideas". "En la obra no hay una mirada maniquea de la cuestión, sino que hay ideas. 'Acomodarse' retrata una época, no específicamente la de la Segunda Guerra Mundial, sino la actual, en la que la caída de los principios es impactante -asegura-. De hecho, una persona con principios es un espejo que nadie quiere ver".

ESTRENA MAÑANA

• A las 22 en el teatro El Pulmón, Córdoba 87. Se pueden realizar reservas anticipadas llamando al 4222368.

Publicidad
Comentarios