Un joven de 22 años agredió al soldado francés - LA GACETA Tucumán

Un joven de 22 años agredió al soldado francés

Cautela sobre el móvil religioso del ataque

30 May 2013
PARÍS/LONDRES.- Un joven, identificado como Alexandre, fue detenido ayer por la Policía francesa y admitió ser el autor del ataque contra un soldado en París el fin de semana, un caso en que los investigadores ven un posible trasfondo terrorista de origen islamista.

El fiscal, François Molins, confirmó que el arrestado (quien hoy cumple 22 años) fue el protagonista de la agresión, realizada con un cuchillo o un cutter en el cuello del militar, que sólo sufrió heridas leves y ya fue dado de alta del hospital. Luego de la agresión, se entremezcló con los concurrentes a un centro comercial. Las cámaras de vigilancia lo filmaron rezando ocho minutos antes del ataque.

"La naturaleza del acto, el hecho de que fuera perpetrado tres días después (de un ataque similar en Londres, donde fue asesinado el soldado británico, Lee Rigby) y el rezo justo antes, dan razones para pensar que actuó en nombre de su ideología religiosa y que su deseo era atacar a representante del Estado", sostuvo Molins. Ante esos elementos, es posible que enfrente cargos de terrorismo, agregó. A Alexandre no se le conocían previamente vínculos con islamistas, aclaró el fiscal, quien precisó que el joven se convirtió al islam en edad adulta. La Policía lo tenía registrado por tener armas de fuego.

El ministro galo del Interior, Manuel Valls, evitó vincular directamente los ataques cometidos en Londres y en París. "Continúo muy cauteloso. (Alexandre) era conocido por la Policía, pero no podemos hablar de islamismo radical", dijo.

Autopsia en Londres

Ayer se conoció en Londres el resultado de la autopsia a Rigby, muerto por dos fanáticos musulmanes, y se confirmó que el cuerpo tenía "múltiples heridas cortantes". Los acusados son Michael Adebowale, de 22 años, y Michael Adebolajo, de 28 años. Otras tres personas permanecen detenidas.

Scotland Yard pidió que los testigos del crimen y aquellos que tengan cualquier tipo de información se acerquen a alguna comisaría. "Ha sido un tiempo difícil para todos; lo importante ahora es que los londinenses nos unamos", afirmó el comandante, Simon Letchford.

El crimen generó la estigmatización de la comunidad islámica en el Reino Unido, sobre todo por parte de la organización de ultraderecha Liga de Defensa Inglesa (EDL) que realizó dos marchas con cánticos como "asesinos musulmanes fuera de nuestras calles". Los hackers informáticos de Anonymous publicaron unos 200 datos con información personal de miembros de EDL, a los que acusan de iniciar una campaña de "odio e intolerancia". "Son una manada de ignorantes delirantes, que promueven la intolerancia". (Télam-DPA-Reuters)

Comentarios