Presionan por la Emergencia Agropecuaria - LA GACETA Tucumán

Presionan por la Emergencia Agropecuaria

El Gobierno ya evalúa el dictado de una la ley para la provincia, tras una solicitud formal por parte de la Sociedad Rural de Tucumán. La entidad ruralista reclama la convocatoria "urgente" de la comisión provincial con el fin de paliar las pérdidas registradas en los cultivos de soja, de maíz y de poroto

27 Abr 2013
1

"POR DEBAJO DEL PROMEDIO". El último informe de la Sociedad Rural de Tucumán estima una caída del rinde a 1,4 tonelada de soja por hectárea. REUTERS

El Gobierno comenzó a evaluar la declaración del estado de Emergencia Agropecuaria en la provincia. Es que la Sociedad Rural de Tucumán (SRT) solicitó de manera oficial que se convoque con "carácter de urgente" a la Comisión de Emergencia Agropecuaria provincial con el fin de avanzar sobre la cobertura estatal en zonas afectadas por la sequía. La entidad rural reclamó así la acción del Poder Ejecutivo ante las pérdidas de los productores en los cultivos de soja, maíz y poroto. La SRT presentó un escrito en la Subsecretaría de Estado de Asuntos Agrarios, a cargo de Álvaro Simón Padrós, solicitando la Emergencia Agropecuaria o que se designe al territorio área de Desastre Agropecuario.

"El sector se encuentra atravesando, por segundo año consecutivo, una situación difícil debido a la falta de precipitaciones, lo que está generando marcadas pérdidas tanto para el productor, para el Estado y para la totalidad de la cadena comercial que involucra la actividad ganaría provincial", expresó la nota.

La Sociedad Rural había advertido la semana pasada por la actual situación financiera de los chacareros tucumanos. En su último informe, dado a conocer el miércoles 17, la entidad había estimado que la pérdida en concepto de ingresos rondaría los $ 528 millones en la campaña de soja 2012-2013.

Según cálculos del sector, el rinde promedio sería de 1,4 tonelada por hectárea, lo que marcará una caída a un nivel "muy por debajo" de los rindes promedios del país. Las evaluaciones de la institución determinaron, a su vez, que el Gobierno nacional percibirá por retenciones de un 35% a la oleaginosa, unos $ 284 millones.

Estos datos se sumaron a una proyección de una baja de la siembra de la oleaginosa de más de un 50%, a raíz de los efectos del fenómeno climático, pronóstico de los técnicos de la Estación Experimental Agroindustrial "Obispo Colombres" (Eeaoc) publicado en LA GACETA Rural a principio de este mes.

Primera respuesta oficial

La Subsecretaría de Asuntos Agrarios derivó la demanda ruralista a la Dirección de Agricultura, presidida por Gustavo Páez, y requirió un informe sobre la sala de situación de los cultivos de granos. Según Simón Padrós, ese estudio servirá para determinar si "realmente existe condición" para llamar a la Comisión de Emergencia Agropecuaria provincial para evaluar la declaración de la medida.

"Hablamos con el INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria) y tuvimos reuniones con la Experimental (Eeaoc). Creemos que hay una situación de seca. Obviamente, haberle pasado a la Dirección de Agricultura la nota de la Sociedad Rural significa que de alguna manera deberán salir nuestros técnicos a hacer certificaciones. Pero hoy no hay nadie que haya emitido un informe (sobre la pérdidas de los cultivos)", aclaró Simón Padrós. "Existe una condición climática adversa y puede decirse que se trata de una situación de seca. Hay algunos lotes cosechados que así lo demuestran, con pérdidas superiores a un 50%. Pero no hubo una institución que haya hecho un relevamiento profundo y detallado en toda la provincia. Hoy, ese informe todavía no existe ", insistió.

El funcionario, sin embargo, no descartó que con lo "recorrido en los campos hasta ahora, en primera instancia, pueda llegar a existir una situación de emergencia. "De todas formas, para declarar la Emergencia debe contar con información precisa y más amplia en la geografía de la provincia", aclaró el funcionario, quien desestimó daños significativos en otros cultivos, como caña.

La información que maneja actualmente el Gobierno, en base a las referencias de la Estación Experimental y el INTA, no se podría establecer la cobertura a nivel provincial debido a que existen condiciones diferentes por zonas, dependiendo del manejo de los cultivos.

La Subsecretaría de Asuntos Agrarios dispuso que los productores que hayan sufrido daños y pérdidas por la sequía del período estival, podrán solicitar a partir del lunes la inspección oficial en sus establecimientos. Ese trámite es "indispensable" para gestionar luego el certificado de Emergencia Agropecuaria. Por eso, la Rural sugirió efectuar el trámite.

La Ley 5.860 se declara que la Emergencia cuando el daño en la superficie total del cultivo supera un 50%. Puede declararse a nivel provincial, por departamentos o subregiones, y establece una prórroga impositiva para los agricultores. El año pasado se decretó la Emergencia en la provincia por situación de sequía en cultivos de soja, maíz y poroto.

Comentarios