El torbellino de pop arrasó Floresta

Con poco público en el campo y mucho en las tribunas, la banda brindó un show impecable. Clima familiar

 LA GACETA / FOT0 DE ANTONIO FERRONI LA GACETA / FOT0 DE ANTONIO FERRONI
21 Abril 2013
Una noche rara, con mucha gente sentada en la platea y poca agitando en el campo. Eso, más un delicioso paseo por sus canciones indispensables -fogoneadas por un Ale Sergi con la sexualidad a 220 voltios-, fue el paso de Miranda! por Tucumán, en la noche en Floresta. Nadie se quedó con las ganas: ni sobró ni faltó nada. O sí: tal vez un poco más de gente abajo, para relevar a una hinchada comprimida que se quedó con la garganta en la mano y ayudó a llevar adelante el show.

Una noche rara porque Miranda! tocó como si estuviera ante 4.000 personas, con toda la energía y la alegría que los caracteriza. Días antes de subir al escenario, la cantante Juliana Gattas había anticipado que el show "Magistral", el que vimos en Tucumán, es una verdadera fiesta, con vestuario loco y mucha onda con el público. No mintió, y a pesar de que en Floresta había desde abuelas a niños menores de 10 años, la banda brindó lo mejor.

La selección de temas buscó equilibrar en su justa y sana medida las canciones de los primeros discos de Miranda! con los últimos: desde el pop under y turbio hacia la apertura al público masivo.

Arrancaron con "Yo te diré" y siguieron con "Traición", dos temas de su segundo disco, "Sin restricciones". Recién la tercera pista fue para una canción de "Magistral": "Dice lo que siente", uno de los hits del último trabajo, y continuaron con "No pero no", un mashup (mezcla) con la popular "Tarzan boy", de la ochentosa Baltimora.

Cuando sonó "Bailarina", los motores de Miranda! ya se habían calentado por completo junto con los del público. El guitarrista Lolo, sin hablar, solamente gesticulando y tocando se merecía un escenario aparte: él mismo es un show que nadie quiere perderse. "Imán", a continuación, fue el catalizador de la bomba mirandera. Así, alternando entre canciones viejas y nuevas, siempre con versiones actualizadas y por momentos con Sergi en el sintetizador, pasaron 26 temas con bises incluidos. Para el final de la noche (cerraron con "Ya lo sabía") nadie se animó a pedir más porque más no se podía dar.

A los de arriba (las plateas) y a los de abajo (el campo) los separaba $ 50 y $ 25: fue la diferencia entre los precios de las localidades (costaban $205, $175 y $155). La duda que queda es qué hubiera sido de la noche de Miranda! si el valor de las localidades se hubiera unificado: seguramente la fiesta se habría duplicado.

Momentos "hot"
A la cama con Ale Sergi 

Será por su fogosa relación con la vedette Andrea Rincón, pero al líder de Miranda! se lo vio "desacatado" y con la idea fija. Hacía señas con el micrófono como ofreciendo quién sabe qué y, en varias oportunidades, cuando los fans le tiraban vinchas o pañuelos, él se los frotaba por "sus partes" y los devolvía. Incluso por dentro del pantalón...

Pedidos de fans
Una foto de Miranda! 

Al menos tres fans le dieron sus cámaras a Ale Sergi para que él mismo sacara fotos de la banda. El cantante no tuvo problemas, las recibió, y tomó imágenes de él y de cada uno de los integrantes de Miranda!, quienes recibieron la iniciativa con naturalidad. Los fanáticos sabrán guardar estas imágenes de sus ídolos entre sus tesoros más preciados.

Teloneros
Klemm y Martinez Lozano 

Dos bandas tucumanas fueron las teloneras del show de Miranda! en Floresta. Abrió la noche David Martínez Lozano y lo siguió Klemm, liderada por Federico Carlorosi (foto). Esta última estuvo más a tono con el estilo pop de Miranda!

Comentarios