Placeros y barrenderos piden auxilio: rejas o más policías - LA GACETA Tucumán

Placeros y barrenderos piden auxilio: rejas o más policías

Los trabajadores que se desempeñan en algunos paseos públicos del centro afirman que es necesario tomar medidas urgentes para detener el vandalismo.

15 Mar 2013
2

NO PERDONAN NADA. El vandalismo en las plaza céntricas le cuesta al municipio unos $ 40.000 por mes; en la foto, daños en la Independencia. LA GACETA / FOTOS DE INES QUINTEROS ORIO

Son testigos de la depredación. Afirman que las noches y las siestas son la maldición de las plazas. Y que es necesario pensar una estrategia, buscar alguna manera, idear algún método para frenar a los que se dedican a romper por romper, con o sin intención, pero que causan daño al fin. Los placeros y los barrenderos de espacios públicos céntricos discrepan: algunos consideran que las rejas son la solución, pero no todos están de acuerdo con cerrar las plazas. Sea cual fuere la postura, coinciden en que es necesario intensificar la seguridad para reducir los magnitud de los daños.

Ellos son los que dan la cara, los que se acercan a hablar con las personas, los que piden por favor, los que señalan aquellos comportamientos que no son correctos. Pero, como no tienen la capacidad de castigar una mala acción (como sí lo puede hacer la Policía), suelen recibir insultos y hasta agresiones como respuesta. Suena contradictorio, pero, en muchos casos, lo mejor que les puede pasar a los placeros es que los ignoren. Carlos Muñoz, el placero de la Urquiza (él se autodefine como "guardián"), contó que gran parte de los daños que sufre la plaza en la que trabaja se producen durante la noche. De hecho, ayer por la mañana se encontró con que los vándalos habían roto una calesita para discapacitados en el sector de juegos.

"Durante la noche no quedan policías. Hay seguridad a la mañana y a la tarde, pero a la noche no. Entonces, cuando llegamos a trabajar nos encontramos con que rompieron todo. Igual, también hay problemas durante el día: si te parás lejos de los juegos vas a ver cómo los adolescentes que salen del colegio (por el Nacional) se suben a los juegos que son exclusivamente para chicos", se despachó.

Carlos no se jugó: dijo que la posibilidad de instalar rejas y cerrar la plaza durante la noche debe ser analizada por sus superiores. Pero sí confirmó que la seguridad es deficiente. En Capital Federal son cada vez más los espacios públicos cercados. En 2007 la proporción era uno de cada cuatro. Ahora es uno de cada tres. El hecho de que algunos espacios públicos estén rodeados por rejas no quiere decir que dejen de ser públicos: los portones son cerrados únicamente durante la noche. De esa manera, los vecinos los pueden disfrutar, pero se reduce la posibilidad de que sean vandalizadas.

El que sí está a favor de las rejas es el barrendero de la Urquiza. Alberto Galván, empleado de la empresa 9 de Julio, fue contundente. En su opinión, la única posibilidad de salvar la plaza de los dañinos es cerrándola durante la noche.

Su colega Manuel Torino, que limpia la Independencia desde hace 13 años, también está de acuerdo con las rejas. Pero con algunas salvedades. "Sería muy complicado cerrar la plaza Independencia, porque es muy importante y transitada. Pero tal vez sea la solución para algunas que están en los barrios", afirmó. Y ahí nomás hilvanó un rosario de quejas: "hacemos la limpieza, pero vienen con las patinetas y rompen todo; aunque el cesto de basura esté al alcance de la mano tiran los papeles en el piso. Incluso, me pasó de estar pintando un banco y que... ¡justo en ese momento lo pisen!"

Roque, el barrendero de la plaza Belgrano (prefirió no decir su apellido), opinó que en ese espacio urge cercar la fuente. "Sería feo que cierren toda la plaza. Pero sí es necesario que le pongan rejas a la fuente, porque vienen familias enteras a bañarse -advirtió-. Y la van a terminar rompiendo".

En 2009, a favor; ahora, en contra 

A fines de 2009 se desató la polémica: la Municipalidad anunció que la plaza Urquiza iba a ser cercada con rejas. Finalmente aquello nunca ocurrió. Cuatro años después, los funcionarios indicaron que la postura oficial se opone a la posibilidad de cerrar las plazas de la ciudad. De todos modos, admitieron que el daño que genera el vandalismo en los espacios públicos es grave.

El director de Espacios Verdes, Pablo Bulacio (fue quien dio a conocer la idea de cerrar la Urquiza en 2009), sostuvo: "las plazas tienen que estar abiertas; son el espacio más democrático. La solución no pasa por las rejas". El subsecretario de Obras Públicas, Atilio Belloni, afirmó que, en su opinión, el consenso con los vecinos es más efectivo que las rejas. "Mediante el programa Carpa Cultural visitamos los barrios y escuchamos las necesidades de la gente. De a poco vamos mejorando distintas plazas según las necesidades de los vecinos. El resultado es muy bueno: cuando los ciudadanos vuelven a ocupar al espacio público, los vándalos y los delincuentes se van", destacó.

En Buenos Aires, la gran impulsora de la instalación de rejas en las plazas es la administración del PRO, encabezada por Mauricio Macri. El concejal Roberto Ávila, referente en Tucumán de ese partido, consideró que las rejas son efectivas para disminuir el impacto del vandalismo. Pero dijo que antes de implementarlas es necesario hacer cumplir las normas vigentes. "Hay una ordenanza que está vigente y que no se la cumple; es la que restituye la figura del placero que, además, necesita apoyo policial", afirmó.

UN MAL TRAGO Y ALGUNAS IDEAS

- Rompieron un juego para discapacitados en la Urquiza.- Ayer por la mañana, el guardián de la plaza Urquiza, Carlos Muñoz, se encontró con el panorama que muestra la foto. Durante la noche, rompieron el manubrio de un juego circular para discapacitados.

- Aportes de lectores.- Los lectores dejaron sus opiniones con respecto al vandalismo y a las plazas enrejadas en LA GACETA.com. Acá van algunas de sus ideas.

- Multas.- "No es la solución enrejar una plaza. Lo que debería hacerse es demorar a las personas que hicieron daño y multarlos", propuso "Mariela_CQ".

- Propuestas.-
"Doy tres soluciones: 1- Que gente de las cooperativas cuide las plazas día y noche. 2- Que la policía actúe; es decir, que haga de policía en serio. 3- Que los jueces retengan a los vándalos si son menores y condenen a los tutores responsables", enumeró "Rodac_Ziluben".

- La fuente sí.-
"Estoy de acuerdo con que enrejen la fuente (de la plaza Belgrano)", admitió "Eduardo_Navarro".

Comentarios