Que pase el próximo

Narváez venció a Quijano y deberá defender su corona ante el mexicano Rosas Reyes

SIGUE EN SU CINTURA. Narváez, con todo su cuerpo técnico, luce orgulloso el cinturón supermosca, que es suyo desde 2010. SIGUE EN SU CINTURA. Narváez, con todo su cuerpo técnico, luce orgulloso el cinturón supermosca, que es suyo desde 2010.
17 Diciembre 2012

En su sexta defensa del título supermosca de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), Omar Narváez no perdonó al boricua David Quijano. "No sé si va a querer pelear cuando vea cómo castigué al portorriqueño", le dijo Narváez a LG Deportiva con respecto a su próximo rival.

Tras el contundente fallo (un jurado le dio 14 puntos de ventaja, otro 12 y el restante 10) estuvo plantado durante varios minutos en el centro del ring. La prensa fue la "culpable", pero había que indagar los sentimientos del campeón tras su pelea mundialista 25 y su 22ª defensa exitosa (además retuvo 16 veces la corona mosca de la OMB). Todavía no se había bajado del coqueto cuadrilátero del Hilton Garden Inn Hotel del ex Abasto y ya pensaba en su próximo compromiso. A Daniel "Bad Boy" Rosas Reyes no lo podrá esquivar como hizo con la derecha de Quijano, ya que es un rival establecido por la OMB. "Estoy en plenas condiciones", afirmó el hombre de 37 años. De eso no hay dudas y por más que todos los rivales sean distintos, el mexicano tiene algo en común con el puertorriqueño: es mucho más joven que "El Huracán".

Rosas Reyes tiene 23 años, 14 menos que Narváez, a quien poco le importa la juventud de sus rivales. "Quiero que sea inmediatamente. Si es posible a fines de enero en alguna ciudad hermosa de Argentina", deseó Narváez.

Tampoco le molesta al chubutense trabajar cuando todos estén descansando. "No me importa: esto es lo que me da de comer", agregó. Además, "El Huracán" consideró que no haber parado de entrenar luego de su última defensa en octubre fue clave para ganar.

El dominio de Narváez durante todo el combate fue abrumador. La incidencia de los impactos podían percibirse en el rostro del boricua que se puso rojo progresivamente. Así como el campeón dominó, el retador se la bancó titánicamente, una aptitud que se alistó con la experiencia de Narváez. ¿El resultado? Una pelea espectacular. "Es un muchacho muy joven y creo que tiene mucho para dar. Seguramente para él era un orgullo terminar parado contra el campeón", analizó el boxeador.

Con la misma confianza con la que subió al ring, Narváez analizó su actuación: "si yo hubiese estado en su rincón, paraba la pelea".

Segundos afuera
Los resultados
Las cuatro peleas que completaron la velada tuvieron estos resultados: Walter Sequeira a Claudio Rodríguez, nocaut técnico en el primer round; Claudio Esperante a Ariel Bustos, por puntos en fallo unánime; Cristian Coria a Leandro Almagro, por puntos en fallo unánime y Alejandro Valori a Orlando Farías, nocaut técnico en el tercer round.                                      

Publicidad

Elenco casi completo
Los compañeros de la tira "Sos mi Hombre" estuvieron a pleno durante el debut amateur de Gonzalo Valenzuela, que en la novela interpreta a un abogado aficionado al boxeo. Entre los acompañantes de "Manguera" estuvieron su pareja Juanita Viale, Jimena Barón, Sabrina Rojas, familiares y amigos que llegaron a ser unos 15. A Lito Cruz, otro integrante del elenco, se lo vio muy entusiasmado y alentó pegado al ring.

Algunas butacas vacías
No estuvo colmado el elegante recinto en el que algunas butacas quedaron libres. Nadie podrá negar que fue una experiencia distinta para nuestro box.

Publicidad

Luciano Castro auxiliar
Como en la novela, Luciano Castro apoyó desde el rincón a Valenzuela. Al galán se lo vio nervioso y serio en los descansos. Al final, se abrazaron emocionados.

Complicado
El trabajo para la prensa fue difícil. Hubo medios acreditados para ingresar al salón y otros lo vieron por TV. La habilitación masiva hacia el ring dificultó la tarea para hablar con el campeón.

Palabras de campeones
"Peleé en un ambiente parecido en el Conrad de Uruguay. Es algo muy lindo", dijo Juan Carlos Reveco. El campeón interino Mosca de la AMB calificó al triunfo de Narváez con seguridad: "fue fabuloso". Por su parte, Betiana Viñas, campeona plata pluma de la AMB,  también presenció la velada. "Me gustan los lugares más comunes, pero este escenario también es lindo", reconoció.

Comentarios