Florencia Peña se accidentó, pero eliminó a Caniggia y seguirá en "Bailando 2012"

El público votó a favor de que la actriz, que se lesionó en un ensayo, continúe en la competencia. Le ganó en el voto telefónico a Alexander.

01 Dic 2012
BUENOS AIRES.- "Les agradecemos esta oportunidad. Me hubiera muerto si me iba así. Soy una guerrera. Gracias. Gracias. El lunes me voy a sacar el cuello y voy a venir acá", dijo conmovida Florencia Peña, que gracias al voto del público logró seguir en carrera en “Bailando 2012", a pesar de que su accidente le impidió anoche salir al escenario.

El resultado fue de un 40,44 por ciento para Alexander Caniggia y de un 59,56 para ella. Antes de que se conocieran los resultados, la actriz dijo: “Me da mucha bronca haberme caído, no poder bailar. Me descubrieron una hernia de disco que se profundizó con este golpe, así que voy a tener que hacer rehabilitación”.

Florencia sufrió un accidente mientras ensayaba el próximo ritmo de "El cuarto giratorio". La actriz se cayó en la práctica, y su nuca impactó contra una especie de aro de madera que forma parde de la escenografía. Mientras mostraban su cara de dolor, un movilero de Canal 13 informó que el golpe “fue muy fuerte. A Florencia le duele el cuello y está un poco mareada”.Fue trasladada de urgencia y preventivamente a la Clínica Los Arcos para ser observada.

Pelea entre Rincón y Escudero 
Otra que superó la prueba fue Andrea Rincón, que fue votada después de enfrentarse en una discusión con Silvina Escudero. "No sé qué ves y cómo medís. ¡Te queda grande ese sillón, flaca!”, le dijo Rincón a Escudero, que no se inmutó. El incidente sucedió en el rock and roll, cuando conoció el voto secreto de Silvina y que derivó en su sentencia. A diferencia del 10 que la jurado le puso a Matías Alé, a ella le puso un 7... y saltaron las chispas.

Con muuuchos gestos, Andrea se sacó la bronca: “Le ponés un diez a Alé y a mí un 7, que hizo así nomás. Sé que vengo y si está Silvina tengo baja nota. No valorás nada, flaca. No sé qué ves y cómo medís. Hay gente que le queda el sillón grande. ¡Te queda grande ese sillón, flaca!”. Pero Escudero, con aires de calma, dijo lo que dice siempre, básicamente: “A las agresiones no voy a contestar. Lo mismo pasó con Carmen, no puede recibir una devolución”.

Rincón abandonó el estudio protestando con furiosa, y tras bambalinas estalló en llanto, en una noche más de catarsis televisiva. LA GACETA ©

Comentarios