Reclaman que se investigue "más arriba"

Pérez Esquivel y Cortiñas advierten que algún político puede estar detrás del espionaje.

20 Febrero 2012
BUENOS AIRES.- El Premio Nobel de la Paz 1981, Adolfo Pérez Esquivel, y la referente de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora Nora Cortiñas apuntaron a la ministra de Seguridad, Nilda Garré, al advertir que "puede haber algún político" que haya autorizado la presunta inteligencia interna de Gendarmería Nacional. En ese sentido, reclamaron que vaya "más arriba" la investigación del hecho, aunque celebraron el descabezamiento de la cúpula de la fuerza de seguridad ordenada por Garré, pese a que la medida no haya alcanzado al jefe de la Gendarmería, Héctor Schenone.

Los dirigentes alertaron que fue "conveniente" que se haya "destapado" la supuesta irregularidad para que "las autoridades del Gobierno tomen nota y que no se desvíen de un camino que se había emprendido, de no reprimir la protesta social".

Además, disintió con el ex jefe de Gabinete de la Nación Alberto Fernández, quien dijo que el ex presidente Néstor Kirchner "no hubiera permitido que la Gendarmería hiciera espionaje", al asegurar que el ex primer mandatario "recibía información en la Presidencia" obtenida de esa manera en Santa Cruz.

En el caso del llamado "Proyecto X" que admitió Gendarmería, Cortiñas dijo a "Radio Mitre" que "puede haber algún político, alguien interesado que, desde un poquito más arriba puede actuar y aprovechar este momento de la lucha popular. Habría que seguir investigando".

En la misma línea, Pérez Esquivel alertó que, "si hay desvíos internos, deben ser investigados, pero también si fue ordenado desde el mando superior". En ese sentido, recordó que, "jerárquicamente, las fuerzas de seguridad deben responder a la cabeza de quién dirige esa fuerza", cuando fue consultado sobre si Garré desconocía la presunta inteligencia interna o la ordenó. "Lógicamente que tiene que tener conocimiento con los grupos que tiene que tratar", completó.

A su turno, Cortiñas celebró el descabezamiento de la cúpula gendarme, aunque la medida no haya alcanzado a Schenone. "Actuaron con rapidez, está muy bien bajar a toda esta gente, de separarla", destacó la referente de Madres de Plaza de Mayo. Sin embargo, celebró que se haya "destapado" la presunta inteligencia interna, al considerarlo "conveniente para que las autoridades del Gobierno tomen nota y no se desvíen del camino de no reprimir la protesta social". (DyN)

Comentarios