Cristina pidió a la oposición que deje de lado la descalificación

Anunció un plan de desarrollo territorial.

08 Sep 2010
1

POLÍTICA ESTATAL. Cristina encabezó el acto de lanzamiento del plan.

BUENOS AIRES.- La presidenta, Cristina Fernández, pidió a la oposición que"deje de lado las descalificaciones". Advirtió, en ese sentido que, hay pequeños grupos que no quieren la unidad porque "el negocio han sido las diferencias", por lo cual dijo que todos deben apostar a "la construcción de un país diferente".

"Nadie puede honestamente negar lo que estamos haciendo. Si a uno le decían que al cabo de siete años la Argentina estaba en un proceso de desendeudamiento, no lo hubiera creído", enfatizó durante un acto en el Correo Central donde presentó el "Plan Estratégico Territorial Argentina 2016".

Reclamó "dejar de lado las descalificaciones", al aludir a los sectores de la oposición, durante la presentación del proyecto "para que la planificación territorial pase a ser una política de Estado", cuyo objetivo será potenciar el desarrollo de obras de infraestructura en todo el país con el fin de "reducir inequidades geográficas".

La iniciativa será debatida en distintos foros, como ocurrió con la Ley de Medios, y apunta a que las inversiones de infraestructura "se transformen en una política de Estado y no dependan de un Gobierno de turno o un partido político", señaló la Presidenta al presentar el plan en el Correo Central.

La jefa de Estado señaló que el proyecto apunta a alcanzar una intervención territorial "de carácter federal, orientada a romper las inequidades de carácter social y geográfica".

"Apuntamos a que los argentinos se puedan desarrollar en su pueblo o provincia, con sus posibilidades de trabajo y evitar las migraciones", agregó la mandataria.

Cristina dijo que "el plan está destinado a que esto sea no una política de Gobierno, sino pública, y tienda a quebrar las desigualdades de desarrollo de nuestro territorio", y añadió que "el modelo macroeconómico recuperó la recaudación y el crecimiento".

"Me acuerdo cuando (Néstor) Kirchner tomó la decisión de comenzar a planificar en un país donde las palabras planificación y Estado eran denostadas porque corrían los aires del Consenso de Washington, pese a que el país se había derrumbado estrepitosamente", añadió.

En la ceremonia participaron los gobernadores Daniel Scioli (Buenos Aires), Celso Jaque (Mendoza), Juan Manuel Urtubey (Salta), Sergio Urribarri (Entre Ríos), José Luis Gioja (San Juan) y Gildo Insfrán (Formosa); ministros del Gabinete e intendentes, entre ellos el de San Miguel de Tucumán, Domingo Amaya.

"Un país agroexportador es para pocos", afirmó, pero "una Nación justa y equitativa necesita desarrollarse federal y armónicamente".

"Para ello se requiere infraestructura económica, social y oportunidades de trabajo. El plan agroalimentario tiene como pilar el agregado de valor de los recursos producidos en su lugar de origen. Esa fue una de las claves del fracaso argentino. El país no puede ser sólo exportador, porque se transforma en un embudo en la Capital Federal. No podemos ser sólo un país agroexportador", afirmó la Presidenta. (NA-DyN)
Comentarios