No hubo forma de quebrar el cero

San Martín no pudo con Olimpo, que logró el ascenso en forma anticipada. Video.

05 May 2010 Por Diego Jemio
1

MAS LUCHA QUE JUEGO. Oreja y Brum pelean palmo a palmo por la pelota. El lateral-volante de los "santos" volvió a cumplir una buena tarea.

BAHIA BLANCA.- El partido terminó antes de comenzar. Faltaban 10 minutos para que la pelota comenzara a rodar cuando las buenas noticias llegaron desde Córdoba. Instituto, tercero en la tabla, ya había igualado con Defensa y Justicia y automáticamente Olimpo aseguró el regreso a Primera división. Esa circunstancia, feliz para buena parte de Bahía Blanca, hizo del partido una fiesta fuera del campo y derivó en una propuesta futbolística plagada de imprecisiones.
El equipo de Omar De Felippe comenzó dormido o quizá demasiado movilizado, porque salió del vestuario con el objetivo cumplido. A los pocos segundos San Martín aprovechó la situación y avisó con un tiro de Brandán, que se fue cerca del travesaño del buen arquero Tombolini. Olimpo respondió con una preciosa jugada que armaron Delorte y Vega; el cabezazo de este se estrelló en el travesaño de López y Schefer, con el arco vacío y el arquero tirado como botella de jardín, definió mal.
San Martín estaba bien parado atrás y en la mitad de la cancha, donde Olimpo era impreciso. Un disparo de Herrera desde 30 metros se topó con la mano de Schefer y San Martín encontró un penal legítimo.
Héctor Alvarez tiró a matar: fuerte y arriba del travesaño de Tombolini. El "santo" desaprovechaba la oportunidad. Iban 27 minutos del primer tiempo y el penal era el primer tiro al arco de los muchachos de Roldán.
En un Olimpo desordenado, Delorte era el único que aportaba peligro y Brum ponía quite y lucha en el medio. Una linda pared del lungo con Barrionuevo tenía destino de gol, pero Vera cruzó a tiempo. Y se fueron al descanso en cero. Afuera, todos festejaban.
En el complemento, pasaron largos minutos -unos 20- sin que los equipos patearan al arco. Olimpo jugaba con la tranquilidad del ascenso abrochado y San Martín manejaba la pelota, pero sin profundidad. A los 29?, Noce empujó a Delorte. Penal. Pateó Rolle y López fue muy bien a su derecha. Ni los penales para ambos lados pudieron quebrar el cero.
Olimpo jugaba como si fuese un partido homenaje. Sus jugadores querían entrar al arco rival con la pelota. San Martín intentaba e intentaba, pero no generaba juego asociado ni peligro real. El partido fue trabado y mal jugado. A nadie le importó nada. Claro, Olimpo es de Primera.

Dejó pasar  la chance
Olimpo era impreciso y San Martín se encontró con un penal, pero lo despilfarró. Luego el partido se emparejó y los locales generaron chances de ganar.

Le faltó profundidad

El "santo" fue prolijo en defensa y en el medio, pero careció de profundidad. El penal fue la única jugada de riesgo que provocó en el primer tiempo.

Lejos de su mejor nivel

Olimpo no alcanzó el nivel de las últimas presentaciones y quebró una racha de siete victorias consecutivas. Pese a eso, logró el objetivo: ascendió a Primera.

Comentarios