“El hincha fue clave en esta consagración”

Ecos del ascenso de Atlético. Luis Sosa, el técnico del plantel que alcanzó la gloria en 1987, destacó el proyecto deportivo.

21 Jun 2008
1

FELIZ. Luis Sosa, rodeado por sus nietas Romina y Solange. Está contento e ilusionado por el presente “decano”.LA GACETA / OSVALDO RIPOLL

Luis Benito Sosa (69 años) ocupa un lugar destacado en la historia de Atlético. Hace 21 años fue el estratega de un plantel conformado por jóvenes promesas que consiguieron el primer ascenso de los “decanos” a la “B” Nacional. Fue el 14 de junio de 1987. Ayer, en la tranquilidad de su casa de Villa 9 de Julio, el barrio de toda su vida, el técnico recordó aquel momento y destacó la alegría que le provocó el éxito alcanzado el fin de semana por Atlético.

- ¿Qué reflexión le dejó esta obtención de Atlético?
- Se dieron cuatro factores que terminaron siendo determinantes para que el objetivo pudiera concretarse. En primer lugar quiero rescatar la clase dirigencial, con un presidente como Mario Leito, que es una excelente persona; se logró armar un plantel de categoría, con jugadores desequilibrantes como Pablo Hernández, que está para jugar a otro nivel; un cuerpo técnico que demostró toda su capacidad; y por último, la hinchada demostró que es única. Lo que brindó el domingo pasado fue una muestra de sentimiento inigualable.

- El fútbol tucumano comenzó a recuperar terreno a nivel nacional.
- Tanto Atlético como San Martín encararon proyectos serios que se coronaron con éxitos deportivos. Eso permitió que sus simpatizantes pudieran vivir una temporada inolvidable. Esto no es producto de la casualidad. Ojalá en poco tiempo los dos grandes estén juntos en la máxima categoría. Es lo menos que se merece nuestra gente.

-¿ Qué sintió cuando se concretó este ascenso?
- Hay sensaciones que no se pueden explicar con palabras. Hubo un momento en el que cerré los ojos y se me vinieron a la mente imágenes de aquel día de 1987 en que pudimos darle otra alegría a esa gente que venía de tantos años de frustración. Será un día para recordar siempre.

Un plantel sin ninguna figura
Luis Benito Sosa considera que los éxitos no son frutos de la casualidad. Así como destaca el proyecto encarado esta vez por los directivos, resaltó que el hambre de gloria que tenía el plantel que dirigió en 1987 fue fundamental para lograr el ascenso. “En aquel grupo nadie se consideraba figura, a pesar que contaba con jugadores de una calidad excepcional. Los mejores ejemplos son Antonio Apud y Raúl Aredes, a quienes la vida les dio la posibilidad de pasear su calidad por todo el mundo”, comentó Sosa.

“Siempre recuerdo que cuando decidí darle la camiseta 10 a Apud le prometí que lo iba a ‘bancar’ en la medida que pudiera bajar la panza y la ‘cola’. Me hizo caso y terminó siendo un jugador notable”, indicó el entrenador con una sonrisa.

Comentarios