Una ONG francesa quedó envuelta en un caso de tráfico de niños africanos

Dieciséis europeos se hallan arrestados en Chad, acusados de haber intentado secuestrar más de 100 menores. Las autoridades chadianas interceptaron el avión antes de su partida. Graves cargos. La ONU investiga. Reclamo de España.

31 Oct 2007
ABECHE, Chad.- Nueve franceses y siete españoles fueron acusados de secuestro y complicidad en Chad por intentar llevar en avión desde este país africano a Francia a 103 niños, con el argumento de que eran huérfanos del conflicto de Darfur, en Sudán.
Seis miembros de la ONG francesa “Arca de Zoé”, que organizó el frustrado traslado, fueron acusados de secuestro de menores y fraude por un juez. Los inculpados podrían ser condenados a 20 años de cárcel si son hallados culpables. Otro magistrado acusó de complicidad a tres periodistas galos y a siete españoles miembros de la tripulación del avión en el que iban a ser trasladados los niños. Dos chadianos también fueron acusados de complicidad.

Objetivo humanitario
El caso provocó indignación en Chad y en Europa, sobre todo en Francia, donde el presidente, Nicolas Sarkozy, calificó de ilegal e inaceptable la acción de la ONG, que argumenta que el objetivo era salvar a los niños de su posible muerte en la conflictiva región de Darfur, y que familias de Francia estaban dispuestas a recibirlos en adopción. Más de 200.000 personas murieron y 2,5 millones fueron desplazadas -muchos hacia el este de Chad- durante los cuatro años y medio que lleva un conflicto armado en esa región del oeste de Sudán.
Una multitud protestó indignada frente al tribunal que presentó los cargos contra los involucrados en la ciudad chadiana de Abeche -donde están presos los europeos-, al grito de asesinos y ladrones, y con acusaciones a Francia -de la que Chad fue colonia- de haber sido cómplice en el secuestro.

Venta de órganos
El presidente de Chad, Idriss Deby,  denunció que la ONG planeó el secuestro para vender a los niños, que tienen entre 1 y 10 años, o para matarlos y sacarles los órganos. Un vocero de la UNICEF en Chad, dijo que este organismo de la ONU investigaba para saber más sobre el origen de los niños. No obstante, un vocero de la cancillería francesa señaló que los niños son chadianos de padres chadianos, en coincidencia con informes de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).
Francia tiene un acuerdo con Chad que permite al país africano repatriar a los franceses para que sean juzgados en su país natal. Chad aún no tomó esta decisión. Mientras, Madrid reclamó de manera enfática la liberación de los españoles por falta de pruebas. España no tiene representación diplomática en Chad. No obstante, en Abéché se encuentra ya la embajadora española en Camerún. (DPA)