Bejas hará auditorías y rotará al personal - LA GACETA Tucumán

Bejas hará auditorías y rotará al personal

Hora de cambios en la Justicia Federal. El abogado promete que la prioridad la tendrán los expedientes vinculados a violaciones a los derechos humanos y los de contenido social. El letrado afirma que la credibilidad será recuperada con trabajo mancomunado y con orden.

31 May 2007
1

UNA NUEVA ETAPA. Bejas anticipó que concretará evaluaciones para saber en qué situación se encuentra el despacho del que se hará cargo desde mañana. LA GACETA / HECTOR PERALTA

En línea con el criterio imperante en la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Daniel Bejas está convencido de que los jueces ya no hablan sólo por sus sentencias, sino que tienen que explicar sus decisiones, en particular aquellas que tienen trascendencia social. Hoy asumirá interinamente al frente del importante juzgado federal Nº 1 (tiene competencia electoral). Y, por ende, no duda en anticipar cuál será la tónica de su gestión. La prioridad la tendrán las causas vinculadas a violaciones a los derechos humanos durante la dictadura militar (son unas 500), así como las de contenido social. También promete mucho trabajo en equipo y rotación de personal.
Sentado en el escritorio que hasta hoy a la mañana ocupará en el Tribunal Oral en lo Criminal Federal (desde octubre de 2005 subroga a Oscar Emilio Sarrulle, que renunció), aparentaba tranquilidad, aunque él mismo reconoció que estaba un poco ansioso. Quizás, por ello, antes de escuchar la primera pregunta, aclaró: "en materia de derechos humanos, frente a la sociedad, tenemos la obligación de que estas cuestiones tengan la celeridad que el caso requiere. No hay demora que justifique que estos procesos, en el ámbito de los juzgados de primera instancia, no avancen hasta la conclusión de la investigación. Este es un reclamo impostergable e histórico". Luego, la charla con LA GACETA avanzó hacia otras direcciones.
-¿Cuáles son las otras causas que tendrán prioridad?
-Por supuesto, aquellas en que esté en juego la libertad o los amparos de derechos, así como aquellas que tengan un contenido eminentemente social. Como lo definió la Corte, ellas son las de naturaleza alimentaria o previsional, y las que implican prestaciones médicas asistenciales, sin que ello implique un menoscabo de las otras.
-¿Qué puede aportar a un despacho con competencia electoral su experiencia como apoderado del Partido Justicialista?
-Hoy impera una opinión peyorativa de la política. Se trata de una confusión interesada por determinados sectores que se marginan o han marinado de la democracia. Los partidos son instrumentos necesarios y sostenes del sistema democrático, por lo que hay que distinguir entre los hombres que equivocan su intervención en ellos y los partidos en sí, adonde concurren quienes tienen un profundo compromiso social. Por ello, a mi jura invité a los presidente de los partidos, como una forma de reivindicarlos y de decirles que son clave en el juego democrático.

-Su militancia peronista, ¿no lo inhibirá de actuar en eventuales causas vinculadas a ese partido?
-Por el contrario. Me enorgullezco de haber participado en el PJ, lo que me permitió conocer a hombres notables, de los que aprendí y que, con seguridad, sabrán entender lealmente las decisiones que vaya a adoptar.

-¿Cómo puede recuperarse la Justicia Federal tucumana de la crisis que vivió durante el último año con un juez destituido (Felipe Terán) y el otro (Jorge Parache) que renuncia, y ambos imputados penalmente?
-En el caso del juzgado Nº 1 no desconozco la situación actual, pero tampoco la capacidad y eficiencia del personal. Inevitablemente, habrá modificaciones y cambios a partir de la dinámica que pretendo introducir, y en la inteligencia de que urge recuperar el prestigio que lo supo caracterizar y que lo observé durante mis 25 años de intenso ejercicio profesional. Las crisis de credibilidad se revierten sólo con trabajo mancomunado, y con una mayor capacitación del personal. Pero habrá rotaciones y auditorías necesarias para ordenar al despacho desde el comienzo.

-¿Qué haría si, eventualmente, tuviera que intervenir en causas penales vinculadas a Parache o al ex juez Terán?
-Son dos ciudadanos más.