Según Alperovich, son mentiras las denuncias - LA GACETA Tucumán

Según Alperovich, son mentiras las denuncias

Por el tiempo electoralEl gobernador señaló que se intenta debilitar y perjudicar su gestión. Para el ministro de Economía, la cifra que se afectó por la polenta no es significativa.

11 Ago 2005
1

EN TAFI VIEJO. Alperovich visitó un comedor comunitario, donde aludió a las investigaciones judiciales.

"Lo de los huevos es una mentira, lo de la harina es una mentira, lo de las sillas de rueda es una mentira; todo es parte de estos meses electorales, donde lo que se busca es que este gobernador se detenga, ya que a muchos les duele que la Provincia esté cambiando". Así lo expresó ayer el gobernador José Alperovich en relación con las denuncias sobre supuestas irregularidades en algunas áreas de su gestión.
Respecto del caso de la polenta en mal estado, que se descubrió en una finca de Burruyacu, el mandatario señaló: "espero que la Justicia se expida rápidamente, porque se está haciendo política con el hambre de la gente". Reiteró que reconoció su error y que tomó medidas, como el despido de cinco funcionarios. "Seguramente en mi gestión se cometen errores, pero no me hago el distraído; ustedes pueden observar -les dijo a los periodistas- que hay un gran operativo de prensa para perjudicar y debilitar a mi Gobierno, para que me detenga y no haga nada. Pero este Gobierno no se para", dijo.Recordó que pidió una auditoría al área económica y reiteró que el hecho de que las 10 toneladas de polenta se humedecieran fue responsabilidad de Joaquín Ferre.

Una pérdida mínima
El ministro de Economía, Jorge Jiménez, minimizó las pérdidas del área social y consideró que la campaña electoral está influyendo en las denuncias que están surgiendo. "La auditoría es para analizar el procedimiento administrativo y demorará de 10 a 15 días", indicó.
"En un año electoral, todo parece ser objetable, y de lo que hablamos es de una pérdida mínima en función de lo que se maneja; hablamos de $ 6.000 -lo que costó la polenta echada a perder-, frente a $ 1,5 millón que se maneja mensualmente", acotó. Dijo que una pérdida aceptable de mercaderías en el depósito de un supermercado es del 5%.
"Aquí apareció polenta que se mojó y que generó este problema, nosotros veremos las facturas, qué se compró y el movimiento físico", manifestó.