Gorda Resucitada con “Todas mis chicas”, y un rock de resistencia

Desde las 21, en Puerto Cultural Libertad, la banda tocará los temas de su disco, que acentúa su defensa de la diversidad sexual y de las mujeres. Sin canciones de amor: la soledad la acercó al arte y a la poesía.

MARCELA VIDAL. “La soledad me llevó al arte y aparecieron la música, las palabras y la poesía”, cuenta. MARCELA VIDAL. “La soledad me llevó al arte y aparecieron la música, las palabras y la poesía”, cuenta.

Del pop y del rap el grupo pasó ka hacer una música con más punki y rock, porque tiene la necesidad de reivindicar la resistencia, más en estos momentos.

Gorda Resucitada presentará esta noche el primer disco “Todas mis chicas”, desde las 21 en Puerto Cultural Libertad ubicado en Las Piedras 1.850.

Cuando la entrevisté por primera vez, Marcela Vidal, enfática, afirmó que le cantaba a las lesbianas, travas, gordas y maricas. Los foristas de LA GACETA no le perdonaron pero una gran parte se solidarizó con su discurso. “La atención negativa sigue siendo atención”, dice Noelia Antelo, guitarrista de la banda, y asienten Rosario Paz y Florencia Orieta, con los instrumentos cargados en las espaldas, y concluyendo la jornada.

“Nuestro discurso es para el colectivo de la diversidad sexual”, precisa en la húmeda tarde del jueves, durante el ensayo al que asistió este diario en una sala a un par de cuadras del centro; unos pocos metros cuadrados son suficientes para escucharse y afinar los detalles.

Con mirada desafiante posa para el fotógrafo levantando una sola ceja, y presenta a sus chicas. Esa mirada es de las que están preparadas para encarar, interpelar. “El ambiente de la música por un lado me parece bastante patriarcal y machista y veo también que tiene lógicas muy competitivas; es como mucho más rancio en comparación a otros lugares, como esto de estar midiendo, o evaluando”, repite durante esta entrevista.

Esta noche habrá un invitado sorpresa que tiene que ver con esa reivindicación del rock de los 90 precisamente. Será el momento de un encuentro de distintas generaciones.

Marcela Vidal recuerda que tocaron en el Festival Emergente en Buenos Aires, donde fueron seleccionadas. Y ante una pregunta, responde: “por muchos años moría por ser flaca, hasta que renuncié a esa idea y me agencié de mi gordura y ahí volví de la muerte de las dietas y los sacrificios”.

- Incursionando en diferentes géneros.

- Cuando grabé el álbum con Javier Nadal Testa estaba planteado como una fusión de rock, pop y hip hop, pero con las chicas hicimos un trabajo más colectivo y salió el rock de la resistencia, más punki, y fuerte. que, claro, tiene que ver con estos tiempos, con la actualidad. Todo estará en el show de esta noche.

- Nada que ver entonces con la chica pop de la pérgola…

- Esa chica pop es un personaje que se va desarmando en el escenario, pasa de un estado a otro, se va transformando al ritmo de géneros distintos. Pero también está esa chica.

- ¿Canciones de amor?

- No canto canciones de amor, por la soledad he llegado al arte. Creo que el rock es más necesario que nunca, porque la música y la cultura van a tener un papel fundamental en la actualidad, en poder resistir ante las amenazas de hacer perder nuestros derechos. Y creo que las mujeres estamos al frente de esta lucha. Es un hecho que donde vamos siempre las que se copan son las pibas y las disidencias; tengo en claro que a ellas les canto y que por ellas hago música, así que aspiro a que mi nicho sea uno lleno de mujeres, travas, lesbianas, gordas y maricas.

- ¿Pero hay otros grupos de mujeres?

-…sí, Demoledora (que toca un potente heavy metal), pero también hay otras bandas, además de las que no hacen rock exclusivamente (como Las Musicletas). Ya pasó el tiempo en que las mujeres solo estábamos para el bajo o para los coros.

- ¿Vos sos la compositora?

- Soy la que compongo y me ayuda mucho Javier que es mi productor. Durante mucho tiempo me encontré en soledad y apareció la música, la palabra y la poesía como grandes compañeras. Y comencé a crear desde otro lugar.


- ¿Cómo crees que sigue este camino que iniciaste que, por lo que contaste, encaraste el rock como resistencia en este tiempo?

- Y en un contexto de tanta incertidumbre es difícil imaginar que le depara a mi música. Yo fantaseo y apuesto a poder construir un under donde refugiarnos y seguir manteniendo vivo nuestro deseo a pesar de que el neofacismo insista en querer hacer desaparecer las formas en las que habitamos el mundo.

- ¿Es que la música es resistencia y lucha siempre?

- Sin duda creo que la música habilita la posibilidad de resistir desde lo discursivo, nos da margen para decir cosas desde un lugar muy poderoso. Pero no todo el mundo hace música desde el mismo lugar y me parece que en eso reside lo valioso de pensarse en diversidad. Creo que la música también trasciende lo político y eso la hace aún más valiosa.

- Te das cuenta que estás marcando un camino en la provincia, supongo.

- La verdad soy bastante insegura, a veces tengo días en que no confío en lo que hago y no puedo poner en valor mi arte y mi trabajo. Comparo mis procesos con los otros artistas y claro salgo perdiendo, porque las comparaciones son odiosas. Sin embargo también hay una parte de mi que reconoce que Tucumán le está dando muchísimas oportunidades y supongo que eso sucede porque hay algo que vale la pena escuchar de todo lo que tengo para decir.

Apertura y cierre

El espectáculo de la noche abrirá con Paula Klass y el cierre será con el DJ Juan Regner con una maricoteca que cargará de brillo el fin de la velada, anticipa Puerto Cultural Libertad.

Paula Klass es también actriz y directora audiovisual. En el último festival de cine compitió en la sección cortometrajes con “Blankito”, una canción de gatitos y melodías pop.

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios