Se torna angustiante la situación en Bahamas

La destrucción sembrada por huracán Dorian es descomunal Autoridades temen que se confirme una cantidad “asombrosa” de muertes. Hay islas que perdieron el 90% de las viviendas.

08 Sep 2019
1

UN ÉXODO CONSTANTE. Las evacuaciones se realizan en ferry. Cientos de residentes huyen a diario. Reuters

NASÁU, Bahamas.- Miles de personas desplazadas viven en condiciones de “deterioro rápido” en las partes más afectadas de las Bahamas, una semana después de que el huracán Dorian tocó tierra, advirtió ayer el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de Naciones Unidas.

Grupos de ayuda apresuraban el apoyo de emergencia a las islas devastadas . Las autoridades advirtieron que la cifra oficial de 43 víctimas fatales probablemente aumente. Un funcionario habló del temor a que haya una cantidad “asombrosa” de muertes, luego de que Dorian castigara durante dos días el archipiélago de 400.000 residentes, con vientos de categoría 5 que alcanzaron los 320 kilómetros por hora.

Aun tras la llegada de buques y aviones de ayuda, miles huían de la devastación, algunos dejando la isla de Gran Ábaco para buscar seguridad en la capital, Nasáu. Otros cientos llegaron en un crucero al sur de Florida en busca de refugio.

Cerca del 90% de las viviendas, edificios e infraestructura resultó dañado en Marsh Harbour, según el PMA. La agencia apuntó que miles de personas estaban alojadas en un edificio del gobierno, un centro médico y una iglesia anglicana que sobrevivieron a las tormentas, pero que tenían poco o ningún acceso a agua, energía e instalaciones sanitarias.

“Las necesidades siguen siendo enormes”, dijo el portavoz del PMA, Herve Verhoosel, en un correo electrónico. “Las evacuaciones se realizan lentamente en ferry, y cientos de residentes huyen diariamente”.

Uno de los que dejaron Ábaco fue Isaiah Johnson, de 19 años, quien se alojó en un hotel en Nasáu. Un amigo les pagó una estadía de dos semanas. Johnson dijo que su madre ya estaba buscando trabajo en EEUU.

La Guardia Costera y la Marina estadounidense enviaron suministros de ayuda y ya habían rescatado a unas 290 personas de áreas aisladas.

Unas 70.000 personas aún necesitan comida y refugio, estimó el PMA. Entidades privadas calcularon que 3.000 millones de dólares en bienes asegurados fueron destruidos o dañados en el Caribe. (Reuters)

Comentarios