Lula será el candidato del PT

Inscribirán mañana la postulación del ex mandatario, que está preso.

13 Agosto 2018

SAN PABLO, Brasil.- El “caso Lula” vuelve a tener en vilo a Brasil: pese a que el popular ex presidente está preso por corrupción, el Partido de los Trabajadores (PT) se prepara para inscribir mañana (15 de agosto) la candidatura de Luiz Inácio Lula da Silva para las elecciones del 7 de octubre.

“Lula es nuestro candidato, hasta el final”, anunció ayer la presidenta del PT, Gleisi Hoffmann, sobre la jornada que marcará el inicio formal de la campaña electoral brasileña, en unos comicios rodeados de incertidumbre desde hace meses por el drama judicial del ex mandatario, y marcados por el temor al ascenso del populismo debido a la larga crisis política en el gigante sudamericano.

Lula, considerado como el gran artífice del despegue económico de Brasil en la década pasada por la exitosa gestión de sus dos Gobiernos (2003-2010), purga desde abril una pena a más de 12 años de cárcel por la megacausa sobre corrupción política “Lava Jato”.

El ex mandatario de 72 años sigue siendo el político brasileño más querido y es favorito para ganar las elecciones, con hasta el 30% de los apoyos y más de 10 puntos porcentuales de ventaja sobre el segundo colocado.

La candidatura de Lula se sostuvo, pese a los numerosos juicios en su contra, en el que es acusado de haberse beneficiado él mismo o a su partido en el enorme entramado de corrupción que funcionó durante años en torno a la petrolera estatal Petrobras.

El ex mandatario y líder obrero niega los cargos y acusa a sus rivales de orquestar una persecución política a través de la Justicia.

Desde la controvertida destitución en 2016 de la presidenta Dilma Rousseff, la heredera de Lula, el partido ve en marcha un “golpe” institucional impulsado por círculos conservadores en la mayor economía de América Latina.

“No será una elección normal, porque tenemos al mayor líder político de Brasil preso”, dijo Hoffmann en un encuentro con corresponsales extranjeros. En Brasil hay “una inestabilidad institucional con violencia jurídica”, sostuvo. (DPA)

Comentarios