Infografía: con qué se encontrará Atlético en los 3.650 metros de La Paz

El "Decano" tendrá una difícil misión el miércoles, cuando visite a The Strongest.

16 Abr 2018
2

La altura será otro de los rivales que tendrá el "Decano" en el "Hernando Siles". REUTERS

Lo que viene para Atlético en la Copa Libertadores es un doble desafío: vencer un contratiempo tan extremo como es jugar por primera vez a 3.650 metros de altitud sobre el nivel del mar y no salir lastimado de su visita ante The Strongest, en el estadio “Hernando Siles”, de La Paz. El partido de la tercera fecha del grupo C de la Copa Libertadores, a jugarse el miércoles, es clave para seguir con chances de clasificar a los octavos de final.

No hay una receta concreta sobre cómo encarar un desafío tan complicado como tolerar 90 minutos de puro vértigo por encima de los 3.000 metros de altura. El “mal de altura”, por falta de oxígeno, es otro rival para los deportistas. Estando tan cerca del cielo, el futbolista que no está aclimatado (se necesitan semanas para eso), puede padecer síntomas como cefaleas, mareos, falta de apetito, trastornos gastrointestinales y vómitos.

El apunamiento es moneda corriente para quienes no están acostumbrados a desenvolverse en un ambiente en el que la “pelota no dobla”, como dijo alguna vez Daniel Passarella. Hay menor resistencia del aire, entonces el balón se siente más liviano de lo habitual.

Si algo bueno tiene el “Decano” es que ha sabido concretar hazañas en altura. El recuerdo del triunfo épico en los 2.850 metros de Quito a El Nacional le sirven al grupo conducido por Ricardo Zielinski como una inyección de ánimo. Esa noche, futbolistas como Nery Leyes, Rodrigo Aliendro y Guillermo Acosta, entre otros, corrieron como si estuvieran en el llano. Sin embargo, visitar La Paz será toda una novedad para este Atlético que tomó la decisión de llegar sobre el pucho del partido del miércoles, a las 19.15.


“Con los medios que tenemos y un calendario deportivo ajustado, la única opción es llegar sobre la hora, para atenuar de alguna manera los efectos de la altura”, reconoce Alfonso Meoni, preparado físico del “Decano”. “Vamos a llegar tres horas antes a La Paz. Los efectos mayores se dan entre la seis y las 10 horas”, le comenta el “Profe” LG Deportiva.

Las piernas suelen pesar el doble, y la recuperación tras un movimiento explosivo suele costar su tiempo. El futbolista se ahoga, al no poder respirar con normalidad. Le falta oxígeno. La clave, dicen, es jugar corto, preciso; seguro. “Debemos planificar bien el partido desde el punto de vista de una estrategia sin presión alta al rival, jugar juntos y aprovechar al máximo las oportunidades que te brinde el partido”, confiesa Meoni.

Esta será la tercera vez que Atlético incursione con su fútbol cerca del cielo. Primero fue a Quito, después a Cochabamba (2.570), donde perdió 2-1 con Jorge Wilstermann, y ahora será La Paz, algo así como intentar hacer cima en el Everest de las canchas de fútbol mundial.

Bascuñán, el juez

El chileno Julio Bascuñán fue el elegido por la Conmebol para dirigir el duelo del miércoles.

“Rafa” puede viajar

A modo de precaución y de conocer el estado de algunos futbolistas que acarrean molestias, Ricardo Zielinski recién entregará la lista de viajeros hoy, luego de la última práctica en el complejo de Ojo de Agua. Se presume que al menos irán 19 futbolistas. Rafael García, quien debió salir durante el partido con Gimnasia, en La Plata, integrará la nómina.

Adiós, a las 17

El vuelo charter que llevará al “Decano” hasta Santa Cruz de La Sierra despegará hoy, a las 17, del aeropuerto Benjamín Matienzo. La delegación permanecerá allí hasta el miércoles, día del partido con The Strongest, en La Paz. La idea es arribar a la capital boliviana tres horas antes del partido.

Comentarios