El pavimento de Yerba Buena escondería irregularidades en el manejo del dinero público

Durante la gestión del ex intendente, Daniel Toledo, se pavimentaron cerca de 1.700 calles. Según la actual conducción del municipio, muchas de esas cuadras adolecen de serios defectos.

30 Nov 2017

¿Por qué se rompen las calles de Yerba Buena? ¿Por qué hay cuadras en perfectas condiciones hace más de 10 años mientras que algunas de las que fueron pavimentadas hace cinco años son intransitables? Según funcionarios de la Municipalidad de la “Ciudad Jardín”, esto podría ser provocado por la falta de hormigón. Además, de acuerdo al secretario de Obras Públicas de Yerba Buena, José Luis Ferroni, existen defectos técnicos que estarían relacionados con un mal manejo de los fondos públicos.

Contrataciones millonarias, adjudicaciones impugnadas y obras “defectuosas”. Estos son algunos de los elementos que rodean a un grupo de personas que trabajó en diversas obras de ese municipio durante la gestión del ex intendente Daniel Toledo (2007-2015). Este grupo formó parte de una serie de constructoras a través de diversos cargos: dueño, apoderado, representante técnico, etcétera.

En septiembre, el laboratorio de Ensayo de Materiales de la Facultad de Ciencias Exactas de la UNT realizó un estudio en base a cerca de 50 muestras en cuadras pavimentadas durante la gestión de Toledo. Según funcionarios de Yerba Buena, los resultados les permiten afirmar que en esas obras “faltan cerca de $ 80.000 de materiales”.

Nombres que se repiten

En 2015, el entonces concejal Mariano Campero denunció que la intendencia beneficiaba a algunas empresas al momento de adjudicar obras públicas. Estas compañías eran Hitch SRL (que no trabajaría desde el año pasado) y Eiffel SRL. Ambas tenían como apoderado a Aníbal Torres y presentaron documentación técnica firmada por el mismo ingeniero civil: Diego Sebastián Medina.


Los dueños de Eiffel son Javier Federico González Snidaro y María Florencia Veglia. González Snidaro, además, fue seleccionado por la Municipalidad de Yerba Buena para trabajar en diversas obras como monotributista. Y también habría entregado a la intendencia una nota en la que informaba sobre la “modificación parcial” del contrato de Hitch, como lo publicó LA GACETA en febrero de 2015. No se logró determinar en base a qué González Snidaro respondía por Hitch.

“Panorama Tucumano”, el ciclo televisivo de LA GACETA, contactó a Torres con el objetivo de consultarle acerca de la actividad de estas empresas. El apoderado de ambas firmas se limitó a consignar que Hitch no trabaja desde el año pasado y a decir que los dueños de Eiffel “no harían declaraciones”.

El caso de los dueños de Hitch fue distinto. Este diario fue en busca de José Antonio Luna y Ángel González, quienes figuraban como dueños de la constructora. En la calle Colombia de Banda del Río Salí, altura 400, no fue posible identificar el domicilio de Luna debido a un problema en la numeración. Sin embargo, en la calle Martín Berho al 900 reconocieron que allí vivía González. El ex dueño de la empresa no se encontraba en ese momento, pero se comunicó por teléfono con “Panorama Tucumano” y dijo que no podía dar detalles sobre la actividad de su empresa.

Las contrataciones

Cada una de las entidades mencionadas recibió contrataciones millonarias de la Municipalidad de Yerba Buena. En algunos casos, estas adjudicaciones directas fueron realizadas en un marco de impugnaciones oficiales por defectos legales. Julio Herrera Piedrabuena, secretario de Obras Públicas durante los últimos seis años de la gestión pasada, negó que haya habido defectos en las contrataciones (se informa por separado).

González Snidaro -en su carácter de monotributista- fue contratado por la municipalidad de la “Ciudad Jardín” para llevar a cabo diversas tareas de pavimentación y de refacción de cordones cuneta. Según la documentación aportada por la actual gestión, se le adjudicaron obras por más de $ 6 millones. Eiffel, por su parte, trabajó en obras por más de $ 19 millones. Algunos de esos millones corresponden a tareas de pavimentación en decenas de cuadras.


DANIEL TOLEDO. Ex intendente de Yerba Buena. 

El caso de Hitch es, quizás, el más llamativo. Constituida en 2010, entre 2011 y 2012 la empresa fue beneficiada con contrataciones directas para pavimentar casi 50 cuadras en Yerba Buena. A pesar de que ya había sido contratada, en 2012 la Comisión de Preadjudicación de la Municipalidad impugnó más de 50 veces las adjudicaciones a esta empresa. Entre los argumentos del órgano se encontraba el hecho de que Hitch era una “sociedad en formación” y la mención de un “incumplimiento de la documentación legal” presentada por la empresa.

Fallas en la pavimentación

El secretario de Obras Públicas de Yerba Buena trazó un cálculo en base al resultado promedio que se obtuvo en las 50 muestras analizadas por los representantes de la UNT.


De acuerdo a ese informe, en la mayoría de los testigos (bloques de hormigón) extraídos, la altura rondaba los 12 centímetros (cuando debería tener 18). “A valores de hoy, (para pavimentar una cuadra) usted gastaría solamente en hormigón $ 250.000. El espesor que tiene (la mayoría de las muestras) es de cerca de $ 180.000”, explicó Ferroni, a propósito de la calle Frías Silva al 600, una de las cuadras pavimentadas por Hitch. En ese sector, el informe reflejó que el pavimento tenía un espesor de 12 centímetros.

Los resultados obtenidos en otras de las cuadras pavimentadas por las empresas pertenecientes al grupo fueron similares. En Frías Silva al 1.150, González Snidaro se hizo cargo de pavimentar la cuadra en la que el testigo dio 11 centímetros de hormigón. Eiffel, por su parte, fue seleccionada para pavimentar la calle Roca al 200. El resultado obtenido en esa cuadra es aún más llamativo que los anteriores: ocho centímetros de hormigón.

Comentarios