Un sismo en Irán dejó más de 400 muertos

El terremoto en la frontera de los dos conflictivos países causó miles de heridos y causó graves daños en al menos 14 provincias Buscan a más victimas. Unas 70.000 personas necesitan refugios de emergencia. Una zona de montaña, con frío extremo

14 Nov 2017
1

EN IRÁN. Un hombre levanta los brazos al cielo, como reacción, mientras observa un edificio dañado en el condado Sarpol-e Zahab en Kermanshah. reuters

TEHERÁN, Irán.- Cientos de personas murieron en Irán e Irak por un terremoto 7,3 que sacudió la región el domingo a la noche. Ayer, los equipos de rescate buscaban a decenas de atrapados bajo los escombros.

La televisión estatal iraní afirmó que más de 407 personas murieron y al menos 6.600 quedaron heridas por el terremoto más letal que sacude al país. Autoridades locales afirmaron que la cifra de víctimas subiría a medida que los equipos de búsqueda y rescate llegasen a las zonas más remotas del país.

El sismo se sintió en varias provincias de Irán. Más de 300 de las víctimas estaban en el condado de Sarpol-e Zahab, en Kermansha, a unos 15 kilómetros de la frontera con Irak.

La televisión estatal iraní dijo que el terremoto provocó graves daños en algunas localidades en donde las casas eran de adobe. Medios reportaron estragos en al menos 14 provincias del país.

El temblor afectó al sur de la región kurda en la zona limítrofe, en las provincias de Kermanshah e Illam. En Irak, ocho personas murieron y 353 resultaron heridas, según el portavoz del Ministerio de Salud en Bagdad.

El centro de investigación geológica de Potsdam, Alemania, estimó que se produjo a 34 kilómetros de profundidad en la provincia iraní de Kermanshah. Se trata de una región montañosa relativamente poco poblada.

Los equipos de rescate no pudieron acudir al lugar hasta pasadas ocho horas del terremoto y tuvieron que esperar a que amaneciera en la zona. A medida que avanzaba la tarde, se habían registrado más de 135 réplicas en varias capitales provinciales.

Según la Media Luna Roja (la versión en Medio Oriente de la Cruz Roja), las ciudades fronterizas de Sare Pole Sahab, Ghassre Shirin y Asgal son las más afectadas. La mayoría de las víctimas proceden de estas tres ciudades. y más de 70.000 personas necesitan refugios de emergencia.

El suministro de electricidad y agua estaba cortado en varias ciudades iraníes e iraquíes, mientras que los temores a réplicas llevaron a que miles de personas en ambos países salieran a las calles y parques a pesar del frío. “Mis dos niños estaban durmiendo cuando la casa empezó a derrumbarse (...) Pasamos horas en la calle hasta que los trabajadores de ayuda nos llevaron a una escuela”, contó Hojjat Gharibian, una de las personas que quedó sin casa en la ciudad iraní de Qasr-e Shirin. “El principal problema es dar albergue a las personas con este frío”, dijo el gobernador de Qasr-e Shririn, Faramarz Akbari.

En la capital provincial Kermanshah hubo menos muertos y daños. No obstante, muchas personas pasaron la noche en la calle por temor a nuevos temblores.

El de Kermanshah es el peor terremoto que se registra en la región desde 1990. En ese entonces, en Rudbar, en la provincia de Gilan, en el norte del país, un sismo de magnitud 7,4 causó la muerte de más de 35.000 personas. Otro antecedente es el devastador terremoto de 2003 en Bam, en el sureste de Irán, que dejó más de 26.000 muertos.

Del lado iraquí de la frontera, la cifra de víctimas fue menor,. aunque los daños materiales fueron considerables. Gran parte de las viviendas dañadas se encuentran en Darbandikhan, donde cuatro personas murieron.

Desde Turquía llegó un avión militar con ayuda y equipos de rescate. Se han enviado 5.000 tiendas de campaña y 7.000 mantas.

El Papa Francisco, quien dijo estar consternado por la gravedad del terremoto, envió un telegrama y ofreció rezar por las víctimas, según informó el Vaticano. (DPA-Reuters)

También hubo temblores en El Salvador, Costa Rica y Japón
Especialistas del Instituto de Prevención Sísmica de San Juan aseguraron que los cuatro sismos son eventos que no están vinculados
SAN JUAN.- Los terremotos registrados en las últimas 24 horas en El Salvador, Costa Rica, Japón y el más trágico en la frontera entre Irak e Irán, en el que murieron 407 personas y más de 6.000 sufrieron heridas- “son eventos independientes y no están vinculados a cambios climáticos”, aseguraron especialistas.  
De acuerdo con The Iris, la plataforma que registra los sismos mundiales, hubo 12 en sólo 24 horas -entre 3,5 y 7,3 en la escala de Richter- y ayer se esperaban  más réplicas. 
“Los sismos están desconectados y en regiones que no participan de los mismos contactos de placas. El de Irán, de 7,3 en la escala de Richter, es de intraplaca -movimiento interno- con una profundidad de 22 kilómetros y no tiene ninguna conexión con el de Costa Rica, de 6,3, en la zona cercana al Circulo de Fuego del Pacifico”, explicó la geóloga Irene Pérez, del Departamento de Investigación del Instituto Nacional de Prevención Sísmica. El temblor de ayer en Costa Rica sí esta relacionado con un movimientoque se produjo en El Salvador, de 4,9. Ambos países “están en zonas cercanas al epicentro del ocurrido en México el 7 de septiembre pasado”, dijo Pérez. 
En Costa Rica, dos personas murieron infartadas en Jacó tras el terremoto que sacudió el lunes a la madrugada, por cuatro minutos,  la costa del Pacífico central a la altura de ese país. 
Un sismo de 6,1 grados se registró en el mar de Japón, sin que por el momento se reporten víctimas o daños materiales y que tuvo como epicentro el este de la costa de Honshu, la principal isla del archipiélago donde se encuentra Tokio. Al sureste de El Salvador, frente a la costa de Usulután, al sur de la Península San Juan del Gozo, a unos 110 kilómetros de la capital, también tembló la tierra, pero no hubo víctimas ni daños materiales, informó el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN). (Télam)

También hubo temblores en El Salvador, Costa Rica y Japón

Especialistas del Instituto de Prevención Sísmica de San Juan aseguraron que los cuatro sismos son eventos que no están vinculados

SAN JUAN.- Los terremotos registrados en las últimas 24 horas en El Salvador, Costa Rica, Japón y el más trágico en la frontera entre Irak e Irán, en el que murieron 407 personas y más de 6.000 sufrieron heridas- “son eventos independientes y no están vinculados a cambios climáticos”, aseguraron especialistas.  
De acuerdo con The Iris, la plataforma que registra los sismos mundiales, hubo 12 en sólo 24 horas -entre 3,5 y 7,3 en la escala de Richter- y ayer se esperaban  más réplicas. 
“Los sismos están desconectados y en regiones que no participan de los mismos contactos de placas. El de Irán, de 7,3 en la escala de Richter, es de intraplaca -movimiento interno- con una profundidad de 22 kilómetros y no tiene ninguna conexión con el de Costa Rica, de 6,3, en la zona cercana al Circulo de Fuego del Pacifico”, explicó la geóloga Irene Pérez, del Departamento de Investigación del Instituto Nacional de Prevención Sísmica. El temblor de ayer en Costa Rica sí esta relacionado con un movimientoque se produjo en El Salvador, de 4,9. Ambos países “están en zonas cercanas al epicentro del ocurrido en México el 7 de septiembre pasado”, dijo Pérez. 
En Costa Rica, dos personas murieron infartadas en Jacó tras el terremoto que sacudió el lunes a la madrugada, por cuatro minutos,  la costa del Pacífico central a la altura de ese país. 
Un sismo de 6,1 grados se registró en el mar de Japón, sin que por el momento se reporten víctimas o daños materiales y que tuvo como epicentro el este de la costa de Honshu, la principal isla del archipiélago donde se encuentra Tokio. Al sureste de El Salvador, frente a la costa de Usulután, al sur de la Península San Juan del Gozo, a unos 110 kilómetros de la capital, también tembló la tierra, pero no hubo víctimas ni daños materiales, informó el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN). (Télam)

Comentarios