Tras ocho años de espera, Tucumán volvió a tener vuelos internacionales

Con el vuelo a Lima (Perú), el aeropuerto Teniente Benjamín Matienzo abrió la ventana tucumana al mundo. La nueva pista de aterrizaje ha jerarquizado a la aeroestación. En octubre, los viajes continuarán hacia otro destino: Santiago de Chile, según se anunció oficialmente.

02 Sep 2017

Se abrió la ventana al mundo. Esta madrugada salió el primer vuelo desde el aeropuerto de Tucumán hacia Lima, Perú, con 174 personas. El avión de la empresa Latam despegó a las 6 con su capacidad cubierta, lo que confirmó la expectativa que generó la nueva ruta internacional que ahora une a la provincia con la capital peruana.

Esta nueva ruta internacional comenzó a funcionar pocas horas después del acto de inauguración, encabezado por el presidente, Mauricio Macri, y que dejó habilitado el aeropuerto Benjamín Matienzo.



Antes de partir a Lima, previamente, a las 5 de la madrugada llegó el vuelo proveniente de la capital peruana (el viaje demoró tres horas y media y contó con 55 pasajeros), y las personas que arribaron a la provincia fueron recibidas por personal del Ente de Turismo.

"Tanta era la ansiedad, las ganas de esperar esto, que lo demuestran los pasajeros. Hoy salimos con un lleno total y tenemos buenas proyecciones para lo que viene; estamos felicies", le comentó a LA GACETA Walter Jorge, gerente regional de Latam. Y agregó: "el primer pasajero que bajó nos dijo: 'hace doce años que esperaba esto'. Para nosotros fue un orgullo hacer posible que se cumpla todo".

"Todo funcionó perfectamente. Hoy estamos hablando de Tucumán-Lima, pero dentro de un mes vamos a hablar sobre Tucumán-Chile", cerró el gerente.

Por su parte, el presidente del Ente Autárquico Tucumán Turismo (EATT), Sebastián Giobellina, destacó la importancia de unir a Tucumán con el mundo luego de tres meses de refacciones.

"Nos sentimos muy orgullosos los tucumanos con este primer vuelo internacional después de ocho años. Luego de unos meses de estudio logramos que esta empresa ponga tres vuelos semanales Tucumán–Lima y desde octubre se suma Chile como destino con la misma cantidad de viajes", explicó.



La gente, contenta

"Tuvimos un poco de turbulencia, pero fue bonito. Vengo de Colombia, hace un año que no estaba acá, en Tucumán, y me alegro sobre esta nueva combinación", contó Ezequiel Acosta.

"La verdad que es una ventaja estar acá y no tener que viajar a Salta o a Buenos Aires para un vuelo internacional", contó María. Ana Ramos, por su parte, dijo: "es la primera vez que visito Argentina y me parece excelente. No tener que combinar vuelos es algo fantástico".

Como nuevo

El Benjamín Matienzo estuvo cerrado desde el 1 de junio debido a una colosal obra encarada por el Gobierno nacional para renovar la pista de aterrizaje, las calles de rodaje y el sistema de balizamiento, que le permitirá operar vuelos internacionales tanto de carga como de pasajeros.

Durante los 92 días que transcurrieron durante la obra, todos los vuelos que debían aterrizar y despegar desde Tucumán lo hicieron desde Termas de Río Hondo, por lo que a diario más de 800 tucumanos debieron recorrer los 90 kilómetros que separan las dos ciudades.



Con la remodelación de la pista, el aeropuerto tucumano recupera, luego de ocho años, una ruta internacional. La primera es a Lima (tres veces a la semana) y desde el 2 de octubre se podrá volar a Santiago de Chile. Esto le permitirá a miles de pasajeros unir Tucumán con destinos en el resto de América y de Europa sin tener que pasar por Ezeiza, reduciendo costos, escalas y tiempos de vuelos.


Comentarios