El sistema de salud, en alerta por el aumento de casos de bronquiolitis en Tucumán

En el Siprosa informaron que se reforzaron los servicios en la red provincial.

28 Jun 2017

El sistema de salud provincial se encuentra en estado de alerta ante el incremento de los casos de bronquiolitis y, por ello, reforzó en las últimas semanas los servicios de asistencia, sea en la distribución de insumos o en los recursos humanos, entre otras áreas.

Rogelio Cali, director de Epidemiología del Sistema Provincial de Salud (Siprosa), remarcó que el último informe de la "Sala de Situación de Salud en Tucumán" confirmó un salto de la cantidad de casos de esta enfermedad, que afecta a los niños de hasta dos años. Según el estudio de referencia, ya hay 700 casos registrados en el sistema local y la tendencia apunta a un “rápido crecimiento” en el corto plazo debido a las bajas temperaturas. Este último dato llevó al Gobierno a establecer una vigilancia especial.

“Es un problema que estamos sufriendo como provincia”, dijo el funcionario. “El año pasado, este nivel de casos se había adelantado. En este año llegó retrasado, pero fuerte.  Y todos los años tienen comportamientos muy inesperados", añadió.

Según el “Corredor Endémico de Bronquiolitis”, como se denomina la sala de situación para esta patología, marcó una curva muy ascendente dentro de la zona de alerta provincial. Cali explicó que el número de casos es el esperado para el momento de incidencia, aunque advirtió que hay una alta probabilidad de un "rápido crecimiento" de la tasa durante el invierno, por lo que la curva podría alcanzar la franja de “zona epidémica” y de mayor preocupación.


“La bronquiolitis afecta al grupo de riesgo más vulnerable y también incide en los casos de neumonía”, enfatizó Cali.

Esta enfermedad se puede transmitir de una persona a otra por contagio directo: con las manos contaminadas, con secreciones nasales o a través de gotitas aerotransportadas generadas al toser o estornudar por quienes presentan la enfermedad, indicó el Ministerio de Salud.

Prevención:

• Mantener la lactancia materna

• No exponer a los niños al humo de cigarrillos

• Lavar a los niños las manos con agua y jabón frecuentemente

• Mantener alejados a bebés de personas con tos o resfrío

• Si un miembro de la familia tiene infección en vías respiratorias, debe lavarse las manos con frecuencia especialmente antes de manipular al niño.





Comentarios