Menéndez, que jugará en México, dijo que le gustaría retirarse en el “Decano”

Tras el partido contra Patronato, el delantero se desvinculó del club.

28 Jun 2017
1

"POLACO". Menéndez, en su despedida del "Decano". ARCHIVO

Atlético comenzó sus mini vacaciones el lunes por la noche en Paraná, después del ya olvidado empate 1-1 ante Patronato: los jugadores y el nuevo técnico, Ricardo Zielinski, tendrán una semana de descanso hasta que el lunes 3 de julio retomen los entrenamientos de cara al debut en la Sudamericana, el martes 11 de julio, contra Oriente Petrolero en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia.

A tono con el fin de la temporada y el cambio de ciclo, el nuevo “Decano” que comenzará a practicar la semana que viene todavía es un rompecabezas por armar. A la salida del vestuario visitante del estadio “Presbítero Bartolomé Grella”, Zielinski partió hacia la terminal de la capital entrerriana para tomarse un colectivo rumbo a Buenos Aires. Cristian Menéndez, por su parte, dejó el vestuario sin la chomba de Atlético que vestían sus compañeros. También cubría su cabeza con una gorra que no hacía referencia al club. Era toda una señal. Después de los 56 minutos que acababa de jugar contra Patronato, el delantero ya se había convertido en un ex futbolista de Atlético. Atrás dejaba 102 partidos y 32 goles.

“Ya estás vestido de civil”, le dijo LG Deportiva. “Sí, pero mirá que todavía tengo puesto el pantalón”, respondió el hasta ahora número 11 de Atlético, señalándose el escudo del “Decano” en su prenda inferior. Y en esa dualidad, con esa camiseta de civil y ese pantalón de Atlético, quedó Menéndez: el “Decano” ya es pasado pero también puede ser futuro.

“Llegué al club como si fuera uno más de mi carrera y sin que lo esperara se convirtió en otra cosa, en uno mucho más importante. Seguro que no fue un club más. Por eso digo que me gustaría retirarme acá”, dijo Menéndez, de 29 años, que antes había jugado para otros cinco clubes, Lanús, Quilmes, Independiente, Emelec de Ecuador y Libertad de Paraguay y que, desde la próxima temporada, será futbolista de Veracruz de México.

“Estoy triste porque dejo un lugar en el que me siento muy querido. Fueron tres años de cosas importantes, de generar un vínculo con la gente. Eso es lo mejor. Porque partidos y goles son habituales en la carrera de un futbolista, pero lo difícil es generar un vínculo con la gente, y eso lo conseguí en Atlético. Por eso voy a estar eternamente agradecido”, agregó el marplatense, que debutó en Atlético el 10 de agosto de 2014, justamente con un gol, en el triunfo 1-0 contra Crucero del Norte.

Según las estadísticas de Silvio Nava, los 13 goles que Menéndez convirtió para Atlético en Primera lo ubican como el séptimo jugador más goleador de la historia del club en la máxima categoría. Y si se suman todas sus conquistas (entre la A, la B Nacional y la Copa Libertadores), sus 32 tantos lo colocan en el top 30 de todos los tiempos.

“Fueron tres años muy intensos, de muy buenas y muy malas. El famoso no ascenso (de 2014) fue muy duro, pero por suerte lo pudimos revertir y se hicieron campañas impresionantes. Este año, con la Copa Libertadores en el medio, la temporada se nos hizo un poco larga y nos costó recuperarnos, pero estoy seguro que el grupo lo va a conseguir”, dijo.

Entonces LG Deportiva le hizo un breve ping pong de preguntas.

- ¿Un gol?

- El que le hice a Boca (el 23 de octubre del año pasado, 2-2 en el Monumental).

- ¿Un partido?

- El del ascenso, el 5 a 0, espectacular (el 8 de noviembre de 2015, goleada contra Los Andes con un tanto suyo).

- ¿Un socio en la cancha?

- El “Bebé” Acosta, un hermano.

El posible regreso de Menéndez, dentro de unos años, todavía no está claro si es un deseo o una promesa, o las dos. Lo que está claro es que recién se fue y él ya extraña. Y Atlético también a él.

Comentarios