Investigan un confuso episodio ocurrido en Barrio Norte - LA GACETA Tucumán

Investigan un confuso episodio ocurrido en Barrio Norte

Los padres creen que intentaron secuestrarlas

24 Jun 2017

La Justicia investiga el confuso episodio que fue protagonizado por dos adolescentes que se dirigían al colegio donde cursan sus estudios. Para la familia se trató de un intento de secuestro, pero para la Policía, por las pruebas recogidas hasta el momento, fue un robo, aunque aún no está descartada la versión que dieron las víctimas.

Dos hermanas, de 16 y 13 años, como la hacen casi todos los días, se bajaron del ómnibus para asistir a clases. Tomaron Marcos Paz hacia el este y, según la versión que dieron a conocer, fueron interceptadas por dos hombres que circulaban en auto esta mañana, cuando estaban por llegar a la esquina de Catamarca. Según consta en la denuncia policial, los sospechosos comenzara a luchar con una de ellas y logró quitarle la mochila. También dijeron que intentaron introducirla a la fuerza a un Dahitsu Verde que era conducido por otra persona.

Las chicas, según denunciaron sus padres, comenzaron a gritar desesperadamente y eso alertó a dos uniformados que estaban de parada en la zona. Los policías llegaron corriendo, pero no pudieron alcanzar a los atacantes que huyeron en el vehículo por Catamarca hacia el norte.

El padre de la adolescentes, Alberto Vidal, le contó a LA GACETA que todo ocurrió alrededor de las 7.20.Vidal, quien se desempeña en la Dirección de Arquitectura y Urbanismo (DAU), insistió con que se trató de un intento de secuestro. “Se llevaron la mochila, pero ellas dos eran la intención”, afirmó.

El hombre relató además que semanas atrás la cuenta de una red social de una de sus hijas fue hackeada por desconocidos. Vinculó esa situación con este misterioso hecho.

Sostuvo, además, que la patente del auto utilizada en el hecho sería apócrifa, ya que pertenecería a un utilitario. Los investigadores confirmaron que la placa había sido sustraída días atrás.

El padre de las adolescentes afirmó que las cámaras de seguridad de diferentes negocios de la zona registraron al vehículo y que las filmaciones serán sumadas a la causa en los próximos días.

Luego de los padres hicieran pública la denuncia en las redes sociales, durante toda la tarde se viralizaron audios contando diferentes versiones del hecho. Algunas hablaban que a una de las adolescentes la habían desmayado de un golpe en el rostro y que a otra la rescataron del interior del vehículo sospechoso. Ninguna de esas versiones fue plasmada en la denuncia que realizó Vidal ante las autoridades.

Sospechas

“Los primeros indicios que hemos conseguido hasta el momento nos permiten sospechar que estamos ante un arrebato, pero seguimos investigando. Como las víctimas son menores, se les tomó declaración a los padres. Fueron ellos los que hablaron sobre el tema”, confirmó el comisario Martín Galván, jefe de la Unidad Regional Capital.

El funcionario anticipó que todavía no está cerrada la investigación y que ya están tras los pasos de los sospechosos. “Todas las denuncias que recibimos son investigadas hasta las últimas consecuencias. Si bien es cierto que creemos que estamos ante un arrebato, no descartamos que sea un intento de secuestro. Estamos investigando”, destacó.

Por otra parte, la causa quedó en manos de la fiscala Mariana Rivadeneira ya tiene las causas en sus manos y en las próximas horas ordenaría una serie de medidas para trata de esclarecer el caso.

Comentarios