El padre de Daiana le hizo un pedido desesperado al fiscal

"Si a Darío lo meten 20 años preso no gano nada, lo que quiero es encontrar a mi hija, saber dónde está y cómo está".

24 Mayo 2017

Ramón Garnica llegó a Tribunales con una propuesta para el fiscal Claudio Bonari, ayer a la mañana. “Quiero negociar con Darío Suárez; que me diga dónde está mi hija a cambio de su libertad”, propuso el padre de Daiana, la jovencita que desapareció hace 19 días y de quien no hay un solo rastro. Pero salió con la cara larga, un rato después. “Hay que respetar los pasos a seguir”, dijo, harto de buscar y buscar sin encontrar nada.

Publicidad

El fiscal recibió en su despacho a los padres de Daiana para explicarles de qué manera se está desarrollando la búsqueda y transmitirles la seguridad de que se está haciendo todo lo posible para dar con su hija. Pero fue difícil calmarlos. “Lógicamente estamos desesperados y queremos la respuesta ya”, expresó Garnica.

Publicidad

“Yo venía a hacerle el planteo de que necesito a Daiana; si a Darío lo meten 20 años preso no gano nada, lo que quiero es encontrar a mi hija, saber dónde está y cómo está. Llega un punto en que no sabés qué botón tocar y vine a plantear la libertad de Suárez a cambio de que declare dónde dejó a mi hija. Necesito a Daiana, no a Suárez preso”, dijo el hombre, con desesperación e impotencia. “¿Qué pasa si Darío no se quiebra nunca? Voy a tener que vivir deambulando por las calles hasta encontrar a Daiana”, agregó.

Desde el 6 de mayo, cuando la jovencita salió de su casa para encontrarse con Suárez, Garnica no tiene una sola duda de que esa persona es la culpable de la desaparición de Daiana. Pero el hombre se mantuvo en silencio todo el tiempo, pese a estar detenido. “La llave principal es la declaración de Suárez para ir a donde está Daiana. Mientras no se quiebre él, la seguiremos buscando. Siempre voy a pedir la verdad, que haya una justicia mejor para nosotros, las víctimas, que no tenemos derechos”, protestó Garnica.

“Tengo una desesperación por dar con mi hija, hace 18 días que desapareció y sabemos en manos de quién. Lo importante es que deje de poner en trabajo a un país entero y hable. Creo que la voy a encontrar con vida y no veo las horas de estar con ella, que era la alegría del hogar y ahora estamos todos en tinieblas”, finalizó el hombre, antes de salir de Tribunales.

Más detenidos

Ayer, desde la fiscalía se pidió que una mujer quede aprehendida por este caso y ya son 13 las personas que se encuentran tras las rejas por la desaparición de la adolescente.

La última novedad en la causa se dio cuando la ex esposa de un hermano de Darío Suárez se presentó voluntariamente a declarar. Sin embargo, durante su relato, los investigadores la frenaron y pidieron su aprehensión, ya que sospechan que habría ayudado al principal acusado. Hoy la mujer seguirá declarando, pero esta vez en calidad de imputada.

“Se están violando las garantías constitucionales de mis defendidos”, acusó la abogada Julieta Jorrat, quien representa a Suárez y a su familia. “Se están utilizando mecanismos de los años 70 para presionar a Darío, para que confiese algo que no cometió, según él dice. Yo como su defensora, tengo la obligación de creerle. Mi defendido me dijo llorando que lo golpearon en la comisaría y él no tiene nada más para decir que es inocente”, fustigó.

LA GACETA se comunicó con Bonari para conocer su versión, y el funcionario señaló que no tiene constancias ni denuncias de que Suárez -ni ningún otro detenido- haya recibido malos tratos. “La fiscalía está abierta para cualquier inquietud que tengan o quieran presentar”, respondió.

“Se dio una orden expresa de garantizar la integridad física de todos ellos”, agregó Bonari.

Comentarios