“Los Toro” y “Los Acevedo” protagonizaron un mortal enfrentamiento en El Abasto - LA GACETA Tucumán

“Los Toro” y “Los Acevedo” protagonizaron un mortal enfrentamiento en El Abasto

Un joven de 28 años perdió la vida al recibir varios impactos de bala luego de haber peleado en un boliche de la zona. Un policía, un “patovica” y dos jóvenes quedaron aprehendidos por el hecho. Investigan cuál fue el origen de la pelea. Conmoción en el vecindario.

09 Abr 2017
3

CONMOCIÓN. El cuerpo del joven que fue baleado. Abajo, las marcas que policías le pusieron a las vainas.

Otra vez dos clanes generaron terror en un barrio. Una vez más los secos disparos de armas de grueso calibre provocaron una muerte. Por primera vez los integrantes de los grupos “Los Toro” y “Los Acevedo” se enfrentaron a tiros limpios en la puerta del boliche. El incidente provocó la muerte de un joven de 28 años. La Justicia ordenó la aprehensión de un policía, un custodio del centro nocturno y de dos adolescentes para determinar quién realizó el disparo.

A las 6, la música aún sonaba en Mulata, una disco ubicada en Las Piedras casi esquina Miguel Lillo. El grupo oriundo de Villa 9 de Julio observó a los de la barra de Atlético y decidieron llamar a más integrantes para hacerle frente. Cuando arribaron los “refuerzos”, comenzó el problema.

“Se armó una trifulca importante, hubo varios golpes. No parecía nada más que una típica pelea entre ‘machaos’, pero todo cambió cuando se escuchó un disparo. Ahí la gente salió corriendo para todos lados. Después más estallidos. Conté como 15, pero después me perdí”, dijo Juan Carlos García, uno de los jóvenes que se encontraban en el lugar.

“Fue todo muy rápido. No entendíamos nada. Vimos que se produjo un remolino de gente, pero es común eso cuando se está por terminar la fiesta. Después llegaron los tiros y todos corrían como locos. Por la cantidad de disparos que hubo, fue un milagro que sólo haya habido un muerto”, dijo Marianela Heredia, otra de las personas que se encontraban en el centro nocturno.

Secuencias

La Policía, con el correr de las horas, confirmó las declaraciones de las personas, pero acomodó un poco más las secuencias. Si hubo una pelea en el interior del boliche, donde “Los Toro” apuraron a “Los Acevedo”. Los barras “decanos” dijeron que sus rivales primero les mostraron las armas de fuego y después las sacaron para agredirlos.

Siempre según las primeras investigaciones, Roberto Zelarayán le extrajo un arma a uno de los de Villa 9 de Julio y, en ese forcejeo, se escapó un disparo que terminó hiriéndolo en una de sus piernas. Allí estaba por empezar lo peor.

“Los Acevedo” salieron corriendo del local y “Los Toro” comenzaron a perseguirlos. Zelarayán abrió fuego contra sus contrincantes. Los policías y uno de los custodios que estaban prestando servicio adicional en el lugar intervinieron ordenándole que se detenga, pero este siguió gatillando el arma, por lo que los de seguridad respondieron el fuego. Allí, el joven domiciliado en Villa Mariano Moreno cayó mortalmente herido. Sus compañeros huyeron del lugar dejando un VW Gol y una moto abandonada. Sus adversarios también decidieron marcharse.

Un infierno

“Fue un tiroteo impresionante. La gente corría como loca por el lugar. Los autos frenaban y cambiaban el rumbo. Fueron dos o tres minutos de locura total. Con mi esposo no podíamos creer que sólo se había muerto un joven. Por la cantidad de disparos y, por el momento en el que se produjo, creímos que saldríamos a la vereda y encontraríamos un tendal”, dijo Azucena de Ramírez, vecina de la zona.

Fernando Contreras, también vecino del lugar, agregó: “se vivieron momentos de confusión. Las chicas gritaban y los jóvenes corrían de un lado a otro porque no sabían de dónde salían los disparos. Fueron varios minutos de corridas y autos y motos saliendo a toda velocidad”. En ese momento, según confiaron fuentes policiales, le robaron la moto a uno de los “patovicas” del boliche.

Personal de la División Homicidios, al mando de los comisarios Daniel Cuellar, Sergio Juárez y Hugo Cabezas, encontraron 14 vainas servidas en la zona del enfrentamiento. La fiscala María del Carmen Reuter ordenó la aprehensión de un cabo, de un custodio del boliche y de dos jóvenes de 19 años que integraron ambos grupos.

Además dispuso que se le secuestraran las armas reglamentarias de cinco uniformados que estaban prestando servicios adicionales en el local. Intentará establecer si los disparos que acabaron con la vida de Zelarayán salieron de algunas de esas pistolas.

Los motivos que originaron la pelea aún no están claras. Los integrantes de ambos grupos que declararon hasta el momento no dieron mayores precisiones. Los investigadores manejan, por ahora, dos versiones. Varias personas dijeron que hace poco tiempo ambos grupos se enfrentaron en el Monumental de 25 de Mayo y Chile por el poder de las tribunas.

La otra hipótesis tiene que ver con una supuesta pelea por el dominio territorial. Según los pesquisas, ambos grupos podrían estar vinculados al narcomenudeo. Inclusive, comenzaron a investigar un caso que ocurrió días atrás. Personas vinculadas a “Los Toros” podrían ser los autores del ataque a una casa en el barrio El Sifón donde, según se sospecha, habría estado vinculada a la venta de droga.

Comentarios