Luque busca quedarse con el ingenio Concepción

El supermercadista tucumano está cerca de tomar el control de uno de los principales actores de la actividad azucarera nacional. Ya adquirió el Marapa al grupo Atanor, que hoy es dueño del establecimiento ubicado en Banda del Río Salí. En tanto, Albanesi confirma la inyección de capitales para mejorar el sistema eléctrico. Macri, a su vez, impulsa al sector automotor Estarían avanzadas las negociaciones para que la fábrica bandeña cambie de manos antes de iniciarse la próxima zafra azucarera

16 Mar 2017
1

INTERÉS POR EL COMPLEJO INDUSTRIAL. Emilio Luque va por el Concepción, que también había despertado interés de otro jugador de la actividad: Ledesma. la gaceta / archivo

El interés siempre estuvo presente, pero la lucha era contra una de las principales empresas de la Argentina. Emilio Luque está muy cerca de convertirse en el nuevo dueño del ingenio Concepción, el segundo establecimiento más grande del país. De ser así, le ganaría la pulseada al primero: Ledesma, del grupo Blaquier, que hasta ahora se había mostrado como el principal interesado por la fábrica instalada en Banda del Río Salí. Luque, uno de los principales supermercadistas de la región, ya tiene bajo su corporación otro ingenio que también era de propiedad de Atanor: el Marapa. Con ambos, se convertiría en uno de los jugadores más importantes de la actividad a nivel nacional.

Fuentes cercanas al grupo Luque confirmaron el interés por quedarse con el complejo azucarero. De confirmarse los avances en la negociación, el Concepción volvería a manos de empresarios tucumanos, tras 12 años de administración de un operador de la estadounidense Albaugh, una de las principales comercializadoras globales de productos para la protección de cultivos.

Ese grupo de capitales extranjeros había tomado el mando del Concepción en abril de 2005, con una inversión aproximada a los U$S 7 millones. Para la operación que involucra al grupo Luque con la compra del establecimiento bandeño no trascendieron cifras. Como suele suceder en este tipo de operaciones, rige un acuerdo de confidencialidad mediante el cual los potenciales compradores suelen excusarse para no revelar el capital que aportará para cerrar definitivamente el negocio.

En septiembre del año pasado, durante la cumbre conocida como “Mini Davos” en Buenos Aires, Marcelo Dumanjo, el entonces presidente de Atanor, había revelado las intenciones del grupo de desprenderse de los dos ingenios radicados en Tucumán por una cifra cercana a los U$S 200 millones. “Usaríamos el producto de la venta para crecer orgánicamente en el negocio de la protección de cultivos y estar listos para las adquisiciones oportunistas que puedan surgir de un acuerdo Bayer-Monsanto”, había dicho en aquella oportunidad.

Dumanjo fue reemplazado luego por designado César Rojas, para completar el proceso de venta de las fábricas azucareras de la provincia.

Dotación de personal

El grupo Luque cuenta, actualmente, con una cadena de supermercados, con el Complejo Alimenticio San Salvador y el ingenio Marapa, entre otros negocios. Emplea a alrededor de 1.800 personas para el abastecimiento y comercialización de productos y a otros 250 operarios para el funcionamiento del ingenio ubicado en Juan Bautista Alberdi y que este año pretende producir alrededor de 60.000 toneladas. Si incorpora al Concepción, definitivamente, tendría que tomar cerca de 1.080 obreros más, de acuerdo con los cálculos empresariales. Además, trascendió que no se requerirían socios para la capitalización y la posible compra del complejo industrial azucarero.

Durante la zafra pasada, el ingenio Concepción produjo alrededor de 317.000 toneladas “equivalentes”, lo que representa cerca del 20% del volumen total en la provincia.

En Esta Nota

Emilio Luque
Comentarios