Una enseña de color azul “ultramarino”

A la bandera se la analizó con técnicas de fluorescencia y espectroscópicas.

08 Ene 2017 38
1

COMO LOS CHICOS. Así son los científicos, según Della Vedova. laplata-conicet.gov.ar

La historia que cuenta Carlos Omar della Vedova del otro lado del teléfono, desde su casa en La Plata, muestra que la investigación científica, hoy, no admite la división entre “ciencias duras”y “ciencias blandas”. Doctor en Química de la Universidad Nacional de la Plata, investigador del Conicet, premio Konex 2013 a la excelencia científica y profesor Honoris Causa de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT), Della Vedova encabezó un equipo que investigó la datación de la bandera de San Francisco, así como los colores que originariamente tuvo esa enseña bicentenaria.

“Todavía está en la última fase de aceptación de pares, en la etapa de validación de lo que hemos analizado. Es muy importante que ellos concluyan que los elementos que hemos puesto a su disposición son correctos”, le dijo a LA GACETA, justificando su cautela en la información de los resultados de su investigación.

- ¿Cómo se interesa usted en este tema?

- Hace muchos años que iba a Tucumán, ya en los tiempos de mi tesis doctoral. Y en mis visitas a San Francisco veía esa bandera tan linda, que estaba en su momento en un cuadro, a la derecha del altar; y me llamó poderosamente la atención que una reliquia de la época de la Independencia estuviera tan bien conservada. Y los que trabajamos como investigadores tenemos la eterna curiosidad de los chicos. Por donde vamos buscamos simetrías, irregularidades... Y a esto era imposible no verlo en términos históricos. Si uno piensa que uno estaba mirando esa bandera que miraron Bernabé Aráoz, Belgrano, los congresales; que puede haber presidido los debates... Yo recuerdo que con mis señora visitamos Boulogne Sur Mer; y fuimos a las iglesias, a los cementerios: y a una farmacia de 1848 que seguramente San Martín la debió conocer. De modo que es imposible sustraerse a esta atmósfera; y con esta bandera ocurre exactamente lo mismo. Nunca voy a terminar de agradecerles a Cecilia Barrionuevo y a fray Marcos Porta, que nos permitieron participar. Y fuimos muy apoyados por la rectora de la UNT, Alicia Bardón, y por la decana de Bioquímica. Vivimos momentos de una dimensión épica cuando la rectora nos llevó a Buenos Aires la pequeña muestra de la bandera.

- Ya con esos pequeños trozos de género, ¿qué preguntas se hicieron?

- Una pregunta es si realmente todos los datos corresponden al momento histórico de 1812, 1814: y ese es el período. El análisis no da la fecha exacta, pero sí que los pigmentos empleados corresponden a esa época. La otra pregunta, que para nosotros cobraba mucha significación, era el color de la bandera; cuál era el color original. Porque hay una gran discusión histórica sobre si era celeste, o azul, o azul celeste; y lo que nosotros encontramos es que, sin duda, por los pigmentos usados, le dan una tonalidad azul; es un azul ultramarino.

- ¿Qué técnicas utilizaron?

- Encontramos en Brasil un laboratorio especial, después de muchos intentos en que no teníamos resultados. Empleamos técnicas de fluorescencia y técnicas espectroscópicas. Pero no es sólo la máquina. Es también la interpretación de los datos. Y se alinearon los planetas, como decimos nosotros, pudiendo sostener los resultados que veníamos buscando desde 2013.

Comentarios

Comentarios

Para poder comentar debes Ingresar / Registrarte