Fijan el bono de fin de año con un piso de $2.000

Marcos Peña anunció la cifra que se acordó con los sindicatos y las empresas. Será una suma no remunerativa y se aclaró que el Gobierno nacional respetará lo que decida cada provincia. También se estableció un plan de reuniones futuras que se realizarán hasta fin de año y se aclaró que no habrá exención impositiva para que las PyME afronten este gasto

20 Oct 2016
1

MESA REDONDA. Funcionarios del Gobierno, empresarios y dirigentes de la CGT llegaron a un primer acuerdo ayer, en la reunión de la Mesa de Diálogo. dyn

BUENOS AIRES.- El Gobierno nacional acordó ayer que la CGT y los empresarios negocien un bono de fin de año con “base de referencia” de $ 2.000 y ratificó que “en los próximos días” se definirá el beneficio para trabajadores estatales nacionales. Asimismo, indicó que el Gobierno central será respetuoso de lo que decida cada provincia” y señaló que no habrá exención impositiva para las PyME para afrontar ese gasto, aunque sí se lanzará un financiamiento bancario.

El anuncio fue realizado ayer en conferencia de prensa en la Casa Rosada por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, acompañado por los ministros de Trabajo, Jorge Triaca, de Hacienda, Alfonso Prat Gay y de la Producción, Francisco Cabrera, al término de una reunión de la Mesa por la Producción y el Trabajo que se extendió por casi tres horas en la Casa Rosada.

Las partes acordaron abrir una negociación por sector para el pago de un bono extraordinario para el sector privado, de suma no remunerativa y como referencia base de $ 2.000 por trabajador. En tanto se informó que, “en los próximos días”, el ministro de Modernización, Andrés Ibarra, confirmará el otorgamiento de “un bono de fin de año” a los trabajadores estatales nacionales, aunque el PE se excusó de inmiscuirse en lo que harán al respecto el resto de las jurisdicciones provinciales y municipales.

En tanto, Triaca descartó que el Gobierno evalúe alguna exención impositiva para que las PyME puedan afrontar el pago del bono a sus empleados, aunque aclaró que en la reunión hubo voluntad del sector financiero y bancario para ayudar a las empresas con créditos para que puedan pagar el bono.

Consultado sobre si el Gobierno ordenará al resto de las jurisdicciones a pagar el bono, Prat-Gay resaltó: “somos muy respetuosos del federalismo y es una discusión que debe realizar cada provincia”. “No tratamos hoy el tema del bono estatal”, aclaró Prat-Gay, para luego agregar: “hicimos un esfuerzo para los más necesitados de $100.000 millones, pero en estos momentos no se discutió el pago del bono”.

Bancarios

Por su parte, Triaca evitó indicar si la base de un bono de $ 2.000 también regirá para los trabajadores estatales y señaló que el Ministerio de Modernización está haciendo las evaluaciones para establecer “en los próximos días” qué remuneración puede otorgar para fin de año. Según trascendió, mañana Ibarra mantendrá una reunión con representantes del gremio de UPCN.

“No queremos imponerle a ninguna jurisdicción estos condicionamientos”, señaló Triaca, quien consideró que con la instrumentación de un bono de fin de año de $ 2.000 de base se hace “innecesaria” la realización de un paro por parte del Sindicato de Bancarios, luego de la reunión de la Mesa por la Producción y el Trabajo. El secretario de Prensa de la Asociación Bancaria, Eduardo Berrozpe, informó a la agencia DyN que la huelga en reclamo de reapertura de paritarias “sigue vigente”, aunque admitió que “para ser honestos, necesitamos precisiones” sobre lo anunciado por Triaca.

Peña, en tanto, calificó de histórica la firma del acta acuerdo entre empresarios, sindicatos y el Estado; y apuesta a que ese mecanismo de diálogo y consensos se consolide de forma permanente.

Las conversaciones continuarán durante noviembre y ya se anticipó que se sumarán representantes de la Iglesia. En conferencia de prensa, Peña señaló: “la emergencia requiere una parte de la agenda, pero el desarrollo estructural es el mayor de los desafíos. Hoy definimos que no hay posibilidad de definir esa estructura de desarrollo si no estamos todos en la mesa”.

Consultado sobre si este acuerdo servirá para evitar que la CGT convoque a un paro nacional en reclamo de reapertura de paritarias, Peña respondió: “es una declaración política, no es una orden”.

Entre los que participaron del encuentro, estuvieron por el Gobierno, además de Peña, Triaca, Prat-Gay y Cabrera, la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley y el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana. Por parte de los trabajadores estuvieron Héctor Daer, Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña por la CGT; y los dirigentes Andrés Rodríguez, Gerardo Martínez, José Luis Lingeri, Jorge Sola, Omar Maturano, Francisco Gutiérrez y Rodolfo Daer. Por los empresarios estuvieron Adrián Kaufman Brea y Daniel Funes de Rioja (UIA), Juan Chediack y Gustavo Weiss (Cámara Argentina de Construcción); Luis Di Fiori y Gonzalo de León (Sociedad Rural); Daniel Llambias (Adeba) y Adelmo Gabbi y Guillermo Carracedo (Bolsa de Buenos Aires).

El Plan prevé estrategias de equidad y eficiencia fiscal; desburocratización, simplificación de procesos y disminución de la litigiosidad; mejorar el acceso al crédito y el capital; defensa de la competencia y los consumidores, dotar al país de infraestructura y energía; desarrollo de una fuerza laboral capacitada; fomentar la innovación y los avances tecnológicos, y la inserción inteligente al mundo. (DyN-Télam)

“Empresarios mercantiles PyME no tienen obligación de pagar”

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) reiteró ayer que “los empresarios mercantiles PyME no están obligados” a pagar un bono de $ 2.000 acordado ayer por el Gobierno nacional, la CGT y los empresarios. La entidad que dirige Osvaldo Cornide (foto) aclaró: “los empresarios mercantiles PyME no están obligados al pago del bono de fin de año, porque ya se acordó con el sector sindical un aumento del 19% en dos tramos que absorbió la oferta inicial de bono en la negociación paritaria”. El jueves de la semana pasada, la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (Faecys) y las Cámaras Argentina de Comercio (CAC) y de la Mediana Empresa (CAME) acordaron un aumento salarial para el segundo semestre del 19%, mejora que se abonará en dos tramos: un 12% no remunerativo desde este mes y otro 7% a partir de enero. En aquella negociación al acordarse el incremento del 19% quedó superada la propuesta inicial del 15% y un bono de 2.000 para fin de año, tal como ayer volvió a ratificar la CAME. (Télam) 

El aporte de la CGT.- En el acta figura una addenda (adición o complemento del texto) realizada por la CGT, en la cual expresa “compartir el diálogo y la discusión tripartita que impulsa el gobierno y, reafirma la necesidad de “sostener la negociación colectiva en los términos de la legislación vigente como instrumento natural para la discusión de la redistribución del ingreso”. También expresa su “preocupación” por el deterioro salarial de ese año causado por la inflación.

Preocupación por el desempleo.- La CGT observa también con preocupación la pérdida de puestos de trabajo, por lo que, con este acuerdo, espera “alcanzar un compromiso para lograr herramientas que minimicen despidos y suspensiones en el próximo trimestre”. También solicita que este tema se incorpore en la agenda a tratar, al igual que “la ampliación de las materias en tratamiento y un orden de prioridades diferente al planteado”.

La situación del agro.- La Sociedad Rural Argentina también planteó un agregado al acta, para destacar que solicitó en el encuentro que se incorpore al diálogo la institucionalidad vigente en el agro argentino, representada en la negociación paritaria por la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias, que involucra a todos los sectores del campo.

Nuevas reuniones.- Se convino, además, institucionalizar el Diálogo para la Producción y el Trabajo con “por los menos los mismo actores” presentes ayer, con nuevas reuniones previstas para la primera quincena de noviembre y diciembre, poniendo el eje en una agenda de discusión basada en los contenidos del Plan Productivo Nacional cuyo fin es “estimular la creación de empleos” y mejorar la situación de todos los argentinos.

Comentarios