Potrero del Clavillo: “Una de las obras más grandes de la próxima década” - LA GACETA Tucumán

Potrero del Clavillo: “Una de las obras más grandes de la próxima década”

José Ricardo Ascárate confía en que se licitará el proyecto

07 Jun 2016
1

La construcción de los diques Potrero del Clavillo y El Naranjal representan “en inversión y características uno de los cinco proyectos más grandes de la próxima década en Argentina”. Así lo dijo el coordinador de Infraestructura del Plan Belgrano (PB), José Ricardo Ascárate, citando al secretario de Obras Públicas de la Nación, Daniel Chaín. Ambos sumarán unos US$ 1.100 millones.

La concreción de estas presas - explicó- significarán no sólo la generación de energía, sino también el control de dos ríos, Gastona y Medina, que desde hace años son el infierno para miles de habitantes del sur tucumano. “Eso no significa que no se van a volver a inundar. Existe la posibilidad, pero también va a depender del trabajo de la Provincia en el mantenimiento de los cauces. La Provincia hace muchos años que no mantiene los cauces de los ríos”, dijo.

Para los profesionales de la facultad de Ciencias Exactas de la UNT, este proyecto es un desafío único. La semana pasada le entregaron a Chahín el proyecto de Potrero del Clavillo, que llevaba años en carpeta. En un año planean presentar El Naranjal, que constituye una segunda etapa y que se agregó por insistencia de Ascárate.

“Con buen criterio integraron El Naranjal porque, a una obra netamente de generación energética, le suman esta que dará aporte de agua para riego, consumo y mitigación de inundaciones”, señaló Sergio Pagani, decano de Ciencias Exactas de la UNT.

Reconoció que para la facultad representa una ganancia doble: participar de un proyecto tan grande y por el otro la retribución en conocimiento, equipamiento y dinero que significará para esa unidad académica. Los equipos estarán integrados por los departamentos de Topografía y Geodesia, Civil e Hidráulica, Estructuras, Eléctrica y Mecánica. De la facultad de Ciencias Naturales emanarán los estudios geológicos y geomorfológicos, además de lo relacionado con el impacto ambiental. “Entre las empresas que hacen obras y el sector público que contrata tiene que haber alguien que asegure la calidad de los proyectos, eso lo da la UNT”, expresó Ascárate.

La generación anual será de 330 gigavatios. “Significa una tercera o cuarta parte de lo que consume Tucumán al año. La mitad de eso va a Catamarca que le significa el 100% de la energía que hoy tiene”, explicó. Sin hacer una alusión directa, Ascárate se refirió a las opiniones del ingeniero civil, Franklin Adler, quien durante una exposición en la Federación Económica dijo que esa obras “no moverían el amperímetro” de Tucumán y que tampoco eran prioritarias.

“Tucumán tiene El Bracho y los diques que generan energía, pero Catamarca depende de lo que le mandan las otras provincias. No hay que tener una visión mezquina de una obra interprovincial”, aseveró el funcionario y profesor de la cátedra de Diseño Geométrico Vial. Ascárate también destacó que las represas son un gran potencial turístico para Tucumán. En los planes está abrir la licitación internacional en octubre para Potrero del Clavillo y a mediados del año que viene adjudicar, cuando ya esté terminado el proyecto El Naranjal.

Comentarios