Coca Cola compró AdeS, un invento tucumano, por U$S 575 millones

La multinacional de las gaseosas llegó a un acuerdo con Unilever que era la actual propietaria.

01 Jun 2016
1

JUGOS ADES. IMAGEN TOMADA DE ADES.COM.AR

Coca-Cola, junto con su embotelladora mexicana Femsa, acordaron la compra de AdeS, la bebida a base de soja que se desarrolló en la Argentina y que era propiedad dela angloholandesa Unilever. La operación, que ya fue aprobada por los directorios de las tres compañías, está valuada en US$ 575 millones.  
AdeS (Alimento de Soja) fue creada en Argentina en 1988, pero luego se expandió a Brasil, México, Uruguay, Paraguay, Bolivia, Chile y Colombia. Fue "la primera marca de gran escala que se lanzó en esta categoría", indicaron Coca y Femsa en un comunicado conjunto a la Bolsa mexicana.

BUENOS AIRES.- Coca-Cola, junto con su embotelladora mexicana Femsa, acordaron la compra de AdeS, la bebida a base de soja que se desarrolló en la Argentina y que era propiedad dela angloholandesa Unilever. La operación, que ya fue aprobada por los directorios de las tres compañías, está valuada en US$ 575 millones.  

AdeS (Alimento de Soja) fue creada en Tucumán en 1988, pero luego se expandió a Brasil, México, Uruguay, Paraguay, Bolivia, Chile y Colombia. Fue "la primera marca de gran escala que se lanzó en esta categoría", indicaron Coca y Femsa en un comunicado conjunto a la Bolsa mexicana, de acuerdo a lo publicado por el diario Clarín.

"Ades es la marca líder en su categoría y estamos muy emocionados de agregarla a nuestro portafolio de bebidas. Esto le da continuidad a las exitosas asociaciones con nuestros socios embotelladores de América Latina y trae ofertas más innovadoras para nuestros mercados", dijo Brian Smith, presidente de Latin America Group, The Coca-Cola Company, consignó el matutino La Nación.

En 2003, Unilever adquirió la firma tucumana y trasladó la planta de La Cocha a Buenos Aires. 

Historia

La planta de AdeS de La Cocha se inauguró el 23 de setiembre de 1988, con la presencia del entonces vicepresidente de la Nación, Víctor Martínez, y del ex gobernador José Domato. El presidente de la empresa era Juan Martín Allende. La procesadora de leche de soja había demandado una inversión de 10 millones de dólares y tenía una capacidad de producción de 5.000 litros por hora.

En 1992, la planta fue adquirida por Refinerías de Maíz, que por entonces formaba parte del holding Bunge y Born. En ese momento, la fábrica tenía una producción mensual de 1,6 millón de envases de un litro de leche de soja y dos millones de envases de 200 cc. En 1999, Refinerías de Maíz pasó a constituirse en la filial argentina de la multinacional Bestfoods. En 2000, Unilever adquirió a nivel mundial Bestfoods, con el objetivo de convertirse en la más importante compañía de alimentos en el mundo.

En Esta Nota

La Cocha
Comentarios