“Jazo” Acevedo, más cerca de ser enjuiciado

El fiscal López Ávila pidió que uno de los líderes de la barrabrava de Atlético enfrente un tribunal por tentativa de homicidio El imputado fue detenido el 3 de abril en Termas de Río Hondo después de estar tres años. Negó los cargos en su contra

EN PRISIÓN. “Jazo” Acevedo. la gaceta / fotos de archivo EN PRISIÓN. “Jazo” Acevedo. la gaceta / fotos de archivo
20 Mayo 2016
A Jorge “Jazo” Acevedo lo detuvieron el 3 de abril en Termas de Río Hondo después de haber estado casi tres años prófugo. La semana pasada, le confirmaron que le habían dictado la prisión preventiva por tentativa de homicidio y, dos días después, el fiscal Diego López Ávila solicitó que sea enjuiciado por este delito.

El 19 de noviembre de 2013, Nelson Exequiel Juárez regresaba a su casa del barrio El Sifón junto a su hermano Esteban. Al llegar, descubrieron que su madre, Anabel Eleonora Otarola, estaba discutiendo con uno de los líderes de la barrabrava de Atlético. El acusado fue hasta su auto buscó un arma y le disparó en el pecho y en la pierna al primero. Antes, según consta en el expediente, le dijo a la víctima: “si no puedo matar a tu ‘tata’, te mato a vos”. Luego huyó del lugar.

Los móviles del ataque fue una vieja enemistad entre ambas familias. Otarola declaró: “todo este problema viene desde 2010. Ellos tienen problemas con mi marido porque no los deja vender drogas en el barrio”.

Los investigadores no descartan que “Jazo” haya actuado de esta manera por venganza. Nelson Agustín Juárez, que estaba en el penal de Villa Urquiza en el momento del ataque, habría apuñalado a Walter “Chichilo” Acevedo meses antes.

Descargo

“Jazo” Acevedo, cuando declaró ante el fiscal, negó haber sido el autor de los disparos. Relató que ese día estuvo en la Usina de El Cadillal con una amiga. “Nos fuimos en moto, llevamos ‘sanguchitos’, gaseosas y estuvimos allí todo el día. También mantuve relaciones con ella. Luego volví a la casa de mis hijas y las llevé a comer a McDonalds”, declaró, aunque nunca pudo precisar el color, la marca y el modelo del rodado.

López Ávila también le tomó declaración a lo joven que estuvo con el barra. La chica contó un relato similar, aunque con algunas diferencias. Antes de terminar con su exposición, dijo: “antes de que me llegue la citación, la hermana de él, Dolores, fue a mi casa a buscarme y ella me dijo que ese día yo había andado con él. Le digo que había estado con él todo el día. También me preguntó si tenía problemas en declarar y le dije que no, mientras no sea en el horario de mi trabajo”.

El fiscal no creyó en los dichos del acusado ni en la testigo que presentó y por eso pidió que llegue a juicio acusado de tentativa de homicidio.

No será la primera vez que “Jazo” enfrente un tribunal. En 2013 fue absuelto por un tribunal en una causa por robo de moto. Luego de escuchar el fallo, el camarista Pedro Roldán Vázquez, le pidió que “reflexione sobre su estilo de vida. Todos podemos tener un medio de vida legítimo. Se lo digo solamente como una reflexión general, respetando que usted en este proceso no es culpable”. Dos semanas después era acusado de haber baleado a Juárez.

Uno de los líderes de la barra de Atlético, al igual que varios de sus hermanos que mandan en la tribuna del Monumental, tienen causas penales. “Jazo”, además de haber sido mencionado en la caso de Paulina Lebbos, está imputado por haber herido a un guardicárcel durante un asalto a una despensa.

Comentarios