Policías ayudaron en un parto y la madre bautizará al niño con los nombres de ambos

Los agentes fueron a una emergencia y se encontraron con una mujer a punto de dar a luz. Ocurrió en esta capital.

GENTILEZA POLICÍA DE TUCUMÁN GENTILEZA POLICÍA DE TUCUMÁN
21 Julio 2015
Alertados por un llamado al número 107, del sistema de emergencias médicas, dos agentes llegaron el domingo a la madrugada a una precaria casilla ubicada en Martín Bhero al 1.300, ubicada debajo del puente de la autopista, en la zona este de San Miguel de Tucumán.

Los policías Jonnatan Zambrano y Gabriel Díaz ingresaron a la vivienda y encontraron a Mercedes Miranda -madre de 11 hijos- en trabajo de parto. "Como vimos que la ambulancia no iba a llegar a tiempo, sacamos el botiquín de la patrulla, nos pusimos los guantes y esterilizamos una tijera", contó Zambrano A LA GACETA. Luego, se sumaron sus pares Jorge Jiménez, Héctor Bulacios y Ramiro Altamiranda. 

"El nene nació rápido, yo lo recibí, lo tomé entre los brazos y cortamos el cordón umbilical. Lo cubrimos con una manta muy humilde que nos acercó un vecino de la mamá y los trasladamos con rapidez hacia la Maternidad. La mujer fue llevada en otra patrulla hasta allí", agregó el agente, de 26 años.

Según el centro asistencial, el niño llegó en buen estado de salud, midió 50 centímetros, pesó 3,5 kilos y nació con 40 semanas de gestión. Cuando la madre fue consultada sobre el nombre del bebé, dijo que lo bautizaría como Jonnatan Gabriel, en agradecimiento a los policías que la asistieron en el parto.  

"Fue muy emotivo, tuve un poco de miedo pero recibimos capacitación para situaciones como esa y me sobrepuse. Fue increíble, a ninguno de los policías que estuvimos esa noche nos ocurrió algo similar. Por suerte, salió todo bien", reflexionó el agente.

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios