El intendente Amaya vuelve a “coquetear” con el kirchnerismo

Desestimó un posible acuerdo con el massismo y afirmó que podría recibir al ministro Florencio Randazzo.

23 May 2015
1

ACUERDO Y CONTROVERSIA. Amaya aclaró ayer que el convenio electoral con Cano es sólo para el ámbito provincial. ARCHIVO LA GACETA

Rodeado de escarapelas y de pequeños “Manueles Belgranos” y “Coornelios Saavedras”, habló de romper cadenas para doblegar a los funcionarios y poderosos de turno. También arengó a los niños y adolescentes a no actuar con “tibieza” cuando se quiere vivir en libertad. Advirtió que “nos atacan nuevas esclavitudes” como las adicciones o la trata de personas. Concluyó que es necesario construir, por ello, una provincia “más justa”. Cada frase del discurso del intendente capitalino Domingo Amaya ayer en el acto de un nuevo aniversario del 25 de Mayo en la escuela municipal “Alfonsina Storni” tuvo un mensaje electoral. A días de haber cerrado un acuerdo político con el radical José Cano y con el macrismo, el ex alperovichista se reivindicó peronista y coqueteó sorpresivamente con un posible apoyo a Florencio Randazzo en su postulación a la Casa Rosada.

- ¿Recibirá la semana próxima el apoyo de Sergio Massa y de José Manuel De la Sota?

-No, no. No tengo idea. Eso salió en el diario (por LA GACETA). Soy amigo de los compañeros.

- ¿Mantuvo conversaciones con ellos en las últimas horas?

- Yo con ellos, no. Personalmente no. El otro día lo saludé al compañero De la Sota cuando vino porque es un compañero y amigo de muchos años. Es un gobernador de una provincia exitosa. Estas son cuestiones políticas...

- Cano dijo en conferencia de prensa que los peronistas de su espacio iban a apoyar a Massa en el ámbito nacional

- No lo escuché. Quiero que algo quede claro. Nosotros hicimos un frente por Tucumán, representamos un gran sector del peronismo que quiere que las políticas se transformen en beneficio de la gente. Decidimos unirnos para lograr el Tucumán del crecimiento. Es un frente electoral provincial, no mezclamos otro escenario.

- ¿Hay amayistas heridos, como Eloy del Pino?

- A los peronistas que se sienten contenidos en este espacio y que creen que este es el camino, les abrimos los brazos y las puertas a que vengan. Queremos recuperar al peronismo, no al peronista que se afilió ayer o antes de ayer. Queremos que en Tucumán haya peronismo. Aquel que se quiera ir, que se vaya. No pongan justificativos de Amaya. Amaya fue claro y tiene sus convicciones y no voy a cambiar mis convicciones bajo ningún punto de vista. Ayer me junté con 300 peronistas del interior. Me dan la fuerza y creo que no estoy equivocado en este camino.

- Desde el alperovichismo y el kirchnerismo se habla de que cometió una traición y Alperovich dijo que usted quiere entregar el Gobierno a los radicales.

- Estamos en democracia y cada uno puede manifestar lo que piensa. Lo que siempre digo es que los políticos maduremos, no agredamos. No tenemos por qué. ¿Alguna vez me escucharon decir palabras como esas? Uno podría tener argumentos, pero no es mi estilo. Quiero construir, quiero unir la provincia. ¿Saben la cantidad de jóvenes que no trabajan? ¿De madres que están desesperadas porque sus hijos se drogan? ¿La inseguridad que existe? Y yo voy a estar preocupado porque un dirigente me diga tal o cual cosa, no. Miro para adelante. Quiero el Tucumán del futuro.

- ¿Las mismas respuestas son para el legislador Ricardo Bussi, que lo criticó en la última sesión?

- No me puedo dirigir a él ni nombrarlo. Saben mi historia (en relación a su hermano desaparecido en la dictadura). Yo soy peronista por convicción. Sufrí la dictadura en carne propia y también toda mi familia. Por eso no voy a cambiar mis convicciones ni le voy a contestar a este señor. (N. de la R: Bussi criticó la alianza entre el amayismo y el canismo. En ese contexto en el que marcó disidencias del pasado, recordó la “relación” de Amaya con Hebe de Bonafini cuando él era kirchnerista y la postura de Mauricio Macri, que ahora apoya a Cano, que habló del “curro” de los derechos humanos).

- ¿El amayismo y el canismo irán juntos o separados a las elecciones nacionales? ¿Esto está hablado con Cano?

- Hicimos un frente provincial (“Frente del Bicentenario”). Me interesa mi provincia. Soy leal a mi pueblo.

- ¿Parte del convenio tiene que ver con que no apoye a ningún postulante oficialista a la presidencia?

- No, no sé quién dijo eso. Me interesa mi provincia. Las cosas se acomodarán después a nivel nacional.

- ¿Sigue apoyando a Randazzo?

- El compañero Randazzo es un amigo y compañero. Un gran compañero. Un hombre que tiene todos los pergaminos para ser candidato.

- Randazzo viene la semana próxima, ¿lo recibirá?

- ¿Por qué no? Soy amigo, recibo a todos ¿Por qué no? Vivimos en democracia.

- Había mencionado que quería ser gobernador y que no declinaría su postura ¿Esto sigue firme?

- Tenemos un acuerdo de frente provincial y vamos a decidir en los próximos días quién será. Hay varios factores, como cuánto mide la fórmula. Lo vamos a decidir.

LA GACETA publicó en la edición de ayer que fuentes del entorno de Massa confirmaron que el postulante a la Casa Rosada vendría el miércoles para sellar un acuerdo con Amaya. La intención sería “despegar” al intendente de Mauricio Macri y presentarlo como una opción para los peronistas no kirchneristas.

Comentarios