Hackers atacan Sony Pictures

Todas las computadoras de los trabajadores de la compañía se vieron comprometidas.

ASÍ QUEDÓ. La imagen de la pantalla de las computadoras infectadas de Sony Pictures. ASÍ QUEDÓ. La imagen de la pantalla de las computadoras infectadas de Sony Pictures.
25 Noviembre 2014
ESTADOS UNIDOS.- Sony Pictures, la división de cine del gigante tecnológico japonés, ha sufrido un ataque cibernético que, de momento, ha dejado sus ordenadores inservibles. Según anunciaron, desconocen el tiempo que tardarán en restaurar el sistema -entre un día y tres semanas, dicen- pero tienen claro que cuanto más se acote el ataque, antes saldrán de él. 

Jean Guerin, portavoz de los estudios, se ha limitado a una escueta declaración en un comunicado por escrito: “Estamos investigando este problema de sistemas informáticos”. De manera informal, la compañía ha aclarado que los servidores no se han visto afectados. Varios empleados han filtrado a través de redes sociales que están trabajando en remoto, desde ordenadores fuera de la red interna, y desde sus casas.

El ataque se ha perpetrado, dicen, a través de un archivo comprimido (.zip) y los atacantes se hacen llamar Guardianes de la Paz (Guardians of Peace), firman con las siglas #GOP, como aparece en el mensaje de los ordenadores infectados. Los infiltrados se han hecho con el control de las cuentas de Twitter de los estudios, donde han dado muestras de sus logros. Sony ya ha recuperado algunas como Starship Troopers, Stomp The Yard o Columbia Classics.

Sony es una de las empresas más atacadas. Hasta la fecha, su división de entretenimiento electrónico ha sido la más vulnerada. Las cuentas de usuario de PlayStation y los datos de sus tarjetas de crédito han sido víctimas de sucesivos ataques. Cada vez que los directivos presumían de su fortaleza se tomaba como un reto desde los foros que fomentan la piratería. El 24 de agosto pasado sufrieron un ataque de denegación de servicio (DoS), aunque, según la empresa, ninguna de los 53 millones de tarjetas de crédito de sus usuarios se puso en peligro. En 2011, una amenaza dejó al descubierto millones de contraseñas de los perfiles de usuarios.

Comentarios