Un corto homenajea al poeta Juan González

Alejandro Gil filmaba un video sobre el escritor, que debió reformular al aparecer los restos de su hijo, Hernán González, buscado por 38 años

09 Sep 2014
1

POZO DE VARGAS. Restos de Hernán González se encontraron en la excavación que se realiza en este lugar. la gacet / foto de analía jaramillo (archivo)

Juan González, poeta. ‘Siempre escribo sobre la muerte, indirectamente’. Un video de la memoria”, es un cortometraje que se estrenará el sábado, a las 21, en Casa Dumit, Italia 536.

La película, dirigida por Alejandro Gil, está dedicado a la memoria de Hernán González, desaparecido a los 20 años en septiembre de 1976 por la dictadura cívico militar, y cuyos restos aparecieron en mayo de este año, en el llamado Pozo de Vargas (avenida Francisco de Aguirre al 4.500).

“La memoria desde lo profundo, desde lo corporal, desde lo vivido. Esa memoria que traspasa el concepto y se vuelve obra de arte y permanece en el tiempo a través de la belleza. Esa es la memoria que Juan plasma en sus poemas. La que Inés González traza en sus dibujos. La que el arte entrega a la historia”, describió Gil al hablar sobre el contenido del corto.

González, que también fue periodista, declaró en una de sus últimas entrevistas a LA GACETA que no cree para nada en la inspiración: “El proceso creativo tiene que ver con las lecturas y la disciplina”.

El video en cuestión fue absolutamente realizado fuera del sistema oficial de auspicios, tanto económicos, como culturalmente aceptados, explicó el realizador.

“Lo hicimos para resaltar el arte, la memoria desde su lugar más verdadero. Para conservar y homenajear a un poeta fundamental, a una parte de nuestra historia. Lo hicimos con amor, con conciencia, con el aporte del afecto de unas cuantas gentes (no decimos mucha gente, porque es mentira) que creyeron en la idea de que se vea la imagen y la palabra del poeta”, agregó el director en la entrevista.

- ¿De qué habla la película?

- Este cortometraje habla, fundamentalmente, de nuestra historia, de los 38 años que tardó en aparecer, como calavera, el hijo del poeta en el Pozo de Vargas en esta ciudad, donde la dictadura cívico militar hizo estragos, mató gente, hizo desaparecer a hombres y a mujeres. Habla de arte, de poesía, de la poesía auténtica. De cómo el arte no se disocia de la vida. Nuestra misión es aportar un material que perdure en el tiempo. Que nos ayude a entendernos entre los seres humanos.

- ¿Cómo surgió la idea?

- Quería hacer un video sobre el poeta, porque es un gran poeta con una obra sublime, que se merece el reconocimiento de todos; es un exquisito de la palabra. Me propuse hacer un video sobre la poesía. Lo fui a visitar y grabamos la entrevista. Pero, a la semana siguiente, su hija Inés me escribe y me cuenta que encontraron los restos de Hernán. Esa situación hizo cambiar totalmente el video que estaba en marcha; Juan siempre había trabajado sobre esa memoria y esa situación; su poesía está impregnada del terror que se vivió durante la dictadura, y de la búsqueda de la justicia. Tener un hijo desaparecido cuyos restos aparecen, en un contexto histórico, plantea una situación muy particular. La situación nos provocó una sensación tremenda.

En Esta Nota

Juan González
Comentarios