El amayismo propone una ley para que rija el voto electrónico

Dos legisladores alineados al intendente valoraron el uso de tecnología en los comicios.

10 Ago 2014
1

ALLÁ YA SE APLICA. Una docente salteña explica a alumnos el voto electrónico. Amaya lo ve con buenos ojos. La Gaceta / foto de Irene Benito (Archivo)

El amayismo de la Legislatura hizo una sorpresiva jugada que, según se prevé, tendrá repercusiones en la interna oficialista de cara a las elecciones de 2015. Mediante un proyecto de ley, los legisladores Alfredo Toscano y Beatriz Ávila propusieron la aplicación del sistema del voto electrónico para todo el territorio provincial, y señalaron en la iniciativa que este sistema está previsto en la Constitución provincial desde 2006 pero no se avanzó para su instauración. “A mas de ocho años de la reforma de la Carta Magna, todavía no se estableció en la provincia el sistema de votación electrónica”, enfatizaron Toscano y Ávila.

Estos parlamentarios integran el bloque oficialista Tucumán Crece, y hasta ahora son los únicos que responden de manera directa al intendente de la Capital, Domingo Amaya. El jefe municipal, que al parecer ya se manifiesta como precandidato a gobernador, insistió en que la inversión necesaria para llevar la tecnología a los cuartos oscuros de la provincia no debe ser un impedimento para la concreción del proyecto. “Cuando hay transparencia no hay que analizar costos; la transparencia no tiene valor. Se tiene que colocar el voto electrónico. Me alegra que se preocupen (por este asunto en la Casa de Gobierno) porque el voto electrónico da más transparencia, más democracia, y fortalece las instituciones”, resaltó Amaya el viernes, durante un recorrido en obras de pavimentación al sur de la ciudad.

En la última sesión, Toscano se había diferenciado de sus compañeros alperovichistas del bloque Tucumán Crece al criticar un proyecto de ley que habilitaba a una repartición del PE a realizar obras en la capital con fondos del plan “Más Cerca”. Aunque dio su voto positivo a la propuesta, las diferencias en la interna oficial quedaron claras.

Esta vez, el referente de Villa Amalia y su compañera de espacio actuaron con independencia de la bancada al elevar, el viernes a la noche, un proyecto de ley para requerir el voto electrónico. En el texto, apuntan que la reforma de 2006 de la Carta Magna indica la necesidad de una norma para aplicar ese mecanismo. Toscano y Ávila apuntaron un antecedente de 2007, cuando se aprobó una ley referida al régimen electoral provincial durante una disputa entre el alperovichismo y el jurismo. “El PE vetó el articulado relativo al establecimiento del voto electrónico por considerar, en ese momento, que ‘su aplicación necesita una regulación autónoma y más completa que la dispuesta en las normas analizadas, ya que presenta lagunas insalvables que pueden llegar a nulificar el comicio’”, recordaron los amayistas. En esa ocasión, según la propuesta de Toscano y de Ávila, la Casa de Gobierno marcó “la imposibilidad material con los elementos y medios necesarios para el cumplimiento”.

La dupla que responde a Amaya remarcó que este argumento “carece de significancia en el contexto actual”. “Los últimos avances en tecnología pueden dotar (al sistema electoral) de transparencia, controlabilidad (sic), celeridad y eficiencia, a costos razonables”, señala el proyecto de Toscano y Ávila. Y destaca que “Salta fue la pionera”.

En las redes sociales
Amaya había reclamado el voto electrónico hace ocho días, ante la prensa. El gobernador, José Alperovich, replicó que “no hay objeciones” hacia el sistema computarizado, pero aclaró que debían analizarse los costos. “Tenemos que charlar con la Junta (Electoral Provincial, JEP)”, destacó el mandatario. El jueves, en un acto alperovichista en Casa de Gobierno, se anunció que se estaba analizando el impacto financiero del mecanismo.

Amaya opinó que “la transparencia no tiene valor”. Y agregó que el Consejo Profesional de la Ingeniería de Tucumán (Copit)  ya ha desarrollado el software, mientras que desde la Provincia de Salta también ofrecen el servicio. “No hay mucho motivo de análisis, hay que implementarlo, porque eso es lo que está pidiendo la gente. Nuestras redes sociales han reventado por la gente pidiendo el voto electrónico”, dijo Amaya. En la rueda de prensa, al ser consultado sobre la interna oficialista, dijo que prefiere trabajar “en los problemas que hay, como la seguridad”. “Se han incrementado los problemas sociales y nos tiene preocupados. Yo recorro el interior porque la gente me está invitando para que la escuche, porque hace muchos años que no los están escuchando”, remató.
Comentarios