El CELS denunció torturas en cárceles - LA GACETA Tucumán

El CELS denunció torturas en cárceles

Son prácticas cotidianas, dijo la organización

21 Jun 2014
1

EN SAN LUIS. Los policías maltratan a los detenidos luego de una requisa. SANLUIS24.COM

BUENOS AIRES.- El Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) advirtió que las violaciones estructurales a los derechos humanos en lugares de encierro exigen políticas enérgicas y reformas en el sistema penitenciario, tras la difusión de imágenes de requisas vejatorias en una cárcel de San Luis.

La organización civil, que es presidida por el periodista Horacio Verbitsky, aseguró en un comunicado que las fotos de requisas vejatorias en la penitenciaría de San Luis que trascendieron esta semana son una nueva muestra de las prácticas de tortura y trato inhumano que se extienden en los lugares de encierro del país.

“Los patrones estructurales de violación de los derechos de las personas privadas de libertad en el país exigen respuestas políticas enérgicas que avancen en las reformas de los sistemas penitenciarios y policiales del país. De lo contrario, estos hechos seguirán repitiéndose”, aseveró.

La ONG afirmó que estos hechos no constituyen una situación aislada, al señalar que denunció reiteradas veces el carácter estructural y cotidiano de las violaciones de derechos humanos que deben soportar las personas privadas de libertad en la Argentina. Tras recordar que en los últimos años tomaron estado público casos de torturas, malos tratos o condiciones inhumanas de detención a nivel nacional y en las distintas provincias, sostuvo que estas prácticas forman parte de la cultura y del sistema de gobierno de las cárceles, comisarías, institutos de menores y unidades psiquiátricas.

Por esto, el CELS consideró impostergable que se implemente el Mecanismo Nacional de Prevención contra la Tortura y que se exija a las provincias que pongan en marcha sus organismos de control.

Durante la semana se difundieron fotos de jóvenes detenidos en una cárcel de San Luis que fueron sometidos a una requisa humillante, en la que quedaron desnudos, arrodillados y con la cabeza contra el piso, tras lo cual las autoridades iniciaron sumarios y el Gobierno echó al jefe del Servicio Penitenciario Provincial.

La requisa, realizada en abril de 2013, fue revelada por un portal de noticias de San Luis, que publicó las fotos tomadas en el interior del penal, que dan cuenta del maltrato a los jóvenes adultos que poco antes habían protagonizado incidentes. (DyN)

Comentarios