La izquierda superó el millón de votos y consiquió tres bancas en Diputados

Pitrola en provincia de Buenos Aires, Pablo López en Salta y Nicolás del Caño en Mendoza accedieron al Congreso Nacional.

FESTEJOS. Altamira y Pitrola celebraron en el cuartel del Frente de Izquierda. DYN FESTEJOS. Altamira y Pitrola celebraron en el cuartel del Frente de Izquierda. DYN
28 Octubre 2013
BUENOS AIRES.- Las distintas fuerzas que conforman el Frente de Izquierda y los Trabajadores lograron hoy una elección histórica, superando el millón de votos que habían logrado en las PASO, y consiguió ubicar a tres diputados en el Congreso Nacional.

Con más del 80% de las mesas escrutadas a nivel nacional, el FIT obtenía el 5,20% de los votos del padrón, con 1.093.091 sufragios, mejoraba los números logados en las PASO, y se ubicaba como la quinta fuerza del país.

Tal como habían anticipado los principales referentes de ese espacio antes de los comicios, la expectativa estaba puesta en conseguir representatividad en el Congreso nacional, hecho que fue alcanzado con holgura.

El resultado más significativo en cuanto a cantidad de votos se dio en la provincia de Buenos Aires, donde la lista encabezada por Néstor Pitrola logró más de 300.000 votos, el 5,61% del padrón, asegurándose una banca en Diputados, y quedando a muy pocos votos de la segunda, disputada con Unidos por la Libertad y el Trabajo de Francisco de Narváez, que tenía el 5,61%.

En Mendoza, el Partido Obrero dio la nota de los comicios: terminó tercero con el 14,21% de los sufragios, por lo que Nicolás del Caño se quedó con una de las cinco bancas que renovaba la provincia, la que le arrebató a la alianza entre el Partido Demócrata y el PRO.

Fue notable el crecimiento del Frente de Izquierda en esa provincia desde las PASO, cuando también había terminado en tercer lugar, pero con apenas el 7,61 por ciento de los sufragios.

Otro resultado histórico consiguió el FIT en Salta, donde Pablo López, del PO, logró una banca en la Cámara baja al terminar segundo con el 19,30% de los sufragios, a poco más de un punto del Frente Popular Salteño, y superando al Partido Justicialista.

En esa provincia, dicha fuerza logró casi duplicar la cantidad de votos que había obtenido en las primarias, cuando había terminado en cuarto lugar con el 10,66% del padrón.

Pero más allá de los distritos en los que logró representatividad en el Congreso nacional, los distintos partidos de izquierda también hicieron una muy buena elección en varias provincias.

En Santa Cruz, el PO terminó en el cuarto lugar con el 11,14% de los votos, y el Movimiento Socialista de los Trabajadores sumó el 1,95%, aunque lejos del casi 25 por ciento conseguido por el Frente para la Victoria que se quedó con una de las tres bancas en disputa.

En Neuquén también terminó en cuarto lugar, con el 9,91% de los sufragios, a casi 11 puntos de lograr una banca; y en Río Negro, la lista del PO redondeó una muy buena elección, alcanzando el 8,58%.

Córdoba fue otro de los distritos que despertó muchas expectativas en el Frente de Izquierda, y pese a que en un momento del escrutinio Liliana Olivero conseguía una banca, finalmente quedó en quinto lugar con el 7,48% de los sufragios.

Otro distrito en el que la izquierda tuvo un papel significativo, aunque lejos de las bancas, fue en la Capital Federal.

Allí, el FIT consiguió más de 100.000 votos y alcanzó el 5,66% de los sufragios, que sumado al 3,79% que logró Autodeterminación y Libertad de Luis Zamora, termina cerca del 10% del padrón, en uno de los principales distritos electorales del país.

De esta forma, el FIT mejoró lo logrado en las primarias, cuando había alcanzado el millón de votos, y con tres diputados nacionales, se erige como la representación de la izquierda a nivel nacional. (DYN)

Galería 76 fotos
Comentarios