Sala acusa a Morales de obstruir la Justicia

Denunciaron que es empleado municipal uno de los que participó en el atentado con armas

26 Oct 2013
SAN SALVADOR DE JUJUY.- El atentado contra la vida de la dirigente social jujeña Milagro Sala, de neto perfil kirchnerista, está plagado de ribetes policiales y políticos.

Es que desde la organización barrial Tupac Amaru, que lidera la referente, desde un primer momento acusaron al radicalismo de Jujuy de estar vinculado en el ataque con piedras y armas de fuego.

Esta presunción tuvo ayer un nuevo capítulo político-policial de acusaciones cruzadas. Trascendió que uno de los detenidos por atentar contra Sala y otros militantes sociales sería empleado de la municipalidad de esta capital, de gestión radical, según denunciaron dirigentes de la organización barrial. Raúl Noro -esposo de Sala- dijo que "con esta información que vamos aportar a la Justicia Penal, venimos no sólo a desmontar las difamaciones del senador nacional por Jujuy, Gerardo Morales (UCR), sino a decir que Cristian Mariano Llanes -uno de los detenidos., presta funciones en la municipalidad de la capital provincial.

Aclaró que "todas las pruebas las vamos a presentar en la Justicia, tal como hicimos con el video antes de darlo a conocer a la prensa y los testigos que primero hicieron la declaración en la Fiscalía".

También acusaron al senador Morales de beneficiar a los atacantes para que se fugaran, ya que dio a conocer los nombres de los agresores antes de que se levantara el secreto de sumario por parte de la Justicia. "Como es de público conocimiento, Morales dio a conocer, en una conferencia, los nombres de cinco de los imputados. Esto los alertó y permitió la fuga de la mayoría de ellos. Además, nos llama la atención que haya tenido conocimiento de los nombres antes que los informara la Justicia", apuntó.

Agregó que Morales, con sus declaraciones, además de entorpecer la investigación judicial, contrarió al fiscal penal Aldo Lozano, que claramente dijo que "se trató de una emboscada y que tiraron a matar a Milagro Sala. Y "él pretendió instalar que se trató de un ataque entre bandos de la propia organización", acusó Noro.

La otra persona detenida en el marco de la investigación, además de Llanes, es Jorge Ariel Sequeiro. Ambos ya designaron a sus defensores. Además, están imputadas otras 13 personas, todas mayores de edad. (DyN)

Comentarios