Maduro ahora denuncia que lo quieren envenenar

El presidente de Venezuela afirma que su par de Colombia, Juan Manuel Santos, participa de un plan para inocularle una enfermedad y derrocarlo.

31 May 2013
1

CONTUNDENTE. El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, acusó de "desestabilizador" a todo el pueblo colombiano. FOTO TOMADA DE LAVOZ.COM.AR

CARACAS.- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció que evaluará todas las relaciones con el gobierno de Colombia y denunció complicidad de Bogotá en un plan armado para derrocarlo e inocularle una enfermedad, tras el encuentro que el presidente Juan Manuel Santos sostuvo con el líder de la oposición, Henrique Capriles.

Maduro dijo que su par colombiano le metió "una puñalada" a Venezuela al recibir en una reunión privada a Capriles, y que lamenta "que el presidente Santos le haya lavado la cara a la derecha fascista venezolana".

Agregó que Capriles fue a dar su visto bueno a un plan de sabotaje y operación psicológica ideados por el expresidente colombiano Álvaro Uribe, el estadounidense Roger Noriega y un venezolano que identificó como JJ Rendón, que aseguró es asesor de Santos.

"Este plan contempla sabotajes a la disponibilidad de divisas y a la oferta de productos de consumo masivo e incluye una adicional infiltración en su país de un grupo de sicarios con el objetivo de asesinar a soldados venezolanos", denunció en un dicurso transmitido por la emisora Telesur. Se trata de "un plan de conspiración contra la paz de Venezuela desde Bogotá, y lamentablemente cuenta con el apoyo del más alto nivel de algunas instituciones del Estado colombiano", remarcó inicialmente, pero luego acusó a "todo el Estado colombiano".

La denuncia tomó mayor amplitud por la noche, cuando afirmó que que a Colombia llegó un equipo desde Miami con expertos con un veneno. "Están preparados para venir a Venezuela a inocularme el veneno a mí. No para que me muera en un día, no, para enfermarme en el transcurso de los meses que están por venir. ¿Me quedo callado? Tengo que denunciarlo y enfrentarlo. Ellos no lo van a lograr, tengan la seguridad de que no van a lograrlo, porque yo voy a vivir muchos años y voy a ser presidente de este país por muchos años", subrayó.

Por otro lado, reiteró que tiene dudas sobre la participación de Venezuela en el proceso de paz que mantiene la guerrilla de la FARC con el gobierno colombiano en Cuba, pues -dijo- no confía en las intenciones del presidente Santos. Destacó que el acuerdo de Santa Marta, entre el fallecido Hugo Chávez y Santos fue "violado".

"Cuando era vicepresidente recibí enviados del presidente Santos y autorizado por él, hice gestiones con la guerrilla para ayudar a la paz; ahora nos van a pagar de esta forma con la traición", destacó.

Capriles fue recibido el miércoles por Santos en Bogotá en una reunión privada, lo que causó la airada reacción del gobierno de Caracas. Precisamente, el presidente de Colombia calificó de "descabelladas" las acusaciones de su homólogo venezolano, Nicolás Maduro, sobre un supuesto complot del que haría parte Bogotá para desestabilizar al gobierno del vecino país. 

"Es descabellado pensar que el gobierno colombiano está enterado o, peor aún, que esté apoyando algún tipo de acción para desestabilizar el gobierno de Venezuela", dijo Santos durante un acto público.

El vicepresidente de Colombia, Angelino Garzón, respondió anoche que su país mantiene el interés en fortalecer las relaciones bilaterales con Venezuela. Señaló que el presidente Santos "tiene la autonomía de recibir a las personas que considere" y apuntó que el Gobierno colombiano rechazaría cualquier complot o planes de conspiración contra un gobierno democráticamente electo en América Latina y el Caribe. (Télam-DPA)
Comentarios